Según el estándar Aenor en el centro de control de Torrejón

Una auditoría enfrenta de nuevo a AENA con los controladores

El gestor acusa a USCA de buscar excusas para incumplir el pacto de agosto y el sindicato dice que es una provocación.

La tensión volvió a dispararse el viernes entre los controladores y AENA. La causa, en esta ocasión, es la realización por encargo de la dirección de la empresa de una auditoría de calidad según el estándar Aenor en el centro de control de Torrejón en Madrid.

El proceso de análisis, emprendido el viernes por la mañana por técnicos de Ineco, fue interpretado por el colectivo de trabajadores del centro como una intromisión en su actividad, lo que provocó situaciones de tensión.

Según explican fuentes conocedoras de la situación, el rechazo de los controladores provocó advertencias de despidos por parte de la dirección de AENA, y ello, a su vez, como reacción, generó la convocatoria de asambleas informativas, no solo en el centro de Torrejón, sino en otras instalaciones como las de Barcelona y Canarias.

Fuentes de AENA dijeron que el proceso de auditoría de calidad se está realizando en todos los departamentos de la empresa y en ningún caso puede interpretarse como una medida de intimidación.

Después de un intenso tira y afloja, la situación se calmó y, al parecer, hay un acuerdo tácito para mantener en tranquilidad la operación del fin de semana. El lunes, no obstante, volverá a plantearse el problema porque la auditoría seguirá su curso.

AENA, en un comunicado, asegura que el presidente de USCA, Camilo Cela, amenazó con paralizar el tráfico aéreo de todo el país si no se detiene la auditoría de calidad.

Por el contrario, USCA ha asegurado que ha sido la propia AENA la que ha amenazado con cerrar el espacio aéreo ante la negativa de los controladores a la realización de la auditoría. AENA han calificado de "deplorable" y de "provocación" la actitud mostrada por los controladores el viernes.