Feria "Las mil y una bodas"

Bodas en 3D, el último grito

Los tiempos han cambiado, no hay nada que se resista a la fiebre del 3D y, como no podía ser menos, las bodas también han sucumbido a este fenómeno: ahora ya es posible inmortalizar el gran día en tres dimensiones, una alternativa a los tradicionales vídeos caseros.

Pero además de esta curiosa novedad, el mundo de las bodas incorpora ya otras muchas originalidades electrónicas como invitaciones vía teléfono móvil, blogs personalizados, foros y comunidades para los prometidos o portales donde completar todas las gestiones nupciales con un solo "clik".

æpermil;stas son sólo algunas de las propuestas más vanguardistas que presenta la feria "Las mil y una bodas" desde hoy y hasta el próximo 17 de octubre en el recinto ferial de Ifema de Madrid.

Restaurantes, menús, invitaciones, agencias de viajes, vestidos de novias, flores, regalos... demasiados preparativos y muy poco tiempo para organizar una boda perfecta.

Para aquellos que sienten que les faltan horas al día para organizar su boda, pero no quieren renunciar a un día de ensueño, páginas web como canalboda.com, bodaclick, o todoboda.com ofrecen una cómoda alternativa: la posibilidad de hacer estos trámites a través de Internet.

"La gente se está volviendo más vaga. Ahora, con portales como el nuestro, los novios pueden ver las mesas, dónde colocar a los invitados, mandar las invitaciones... y todo desde el mismo sitio", ha explicado hoy a Efe el responsable del desarrollo informático del portal web todoboda.com, Antonio Radobán.

Así, mandar las invitaciones vía teléfono móvil puede ser una posibilidad mucho más cómoda y rápida que recurrir a las tradicionales invitaciones en papel.

Es precisamente todoboda.com la empresa que ofrecerá a partir del próximo año la grabación del enlace en 3D. En cuanto a los regalos, para los más tradicionales, los abanicos, llaveros y plumas son las opciones más demandadas.

Pero para los más atrevidos, la empresa Bodas y Detalles propone regalar "un deseo" a cada invitado, a través de la entrega de un sobre o una caja que contiene en su interior una mariposa viva. El coste oscila entre los 17 y los 20 euros.

"Cuenta la leyenda que las mariposas representan el alma. Si tú pides un deseo, cuando las mariposas suben al cielo, Dios es el único que las escucha y te concede el deseo", indica a Efe la responsable de la compañía, Rita Jiménez, antes de confesar que la idea la presentó "en feria hace sólo dos años y fue un éxito total".

Sin embargo, en los vestidos no parece haber cambios sustanciales, pues la tradición sigue dominando frente a la originalidad.

En el caso de las novias, los diseños clásicos, "cómodos", y "los rosetones y las gasas" marcan la moda de 2011, explica a Efe Arantxa García, responsable de Aire, la segunda línea de vestidos de novia de Rosa Clará. "El coste medio del vestido -explica- oscila entre los 1.000 y 2.500 euros".

Por otra parte, los "cortes tradicionales en chaqués y semilevitas, los "tonos sobrios y grises", y los diseños lisos son las tendencias estrella en los trajes de novio.

"El precio medio de los trajes es de 500 ó 600 euros, más o menos el mismo precio que en años anteriores. La crisis no se ha notado, en los acompañantes sí, pero no en el novio, porque el que se casa, se casa una vez en la vida y no escatima mucho", sostiene la marca Félix Ramiro.

Donde sí se ha sentido la crisis económica es en los gastos de la luna de miel y en el menú. Ahora, las vueltas al mundo y los destinos exóticos como Punta Cana o la zona del Caribe son sustituidos por lugares más cercanos como las Islas Griegas o Europa y Asia, informa la agencia Halcón Viajes.

En cuanto al banquete, el presupuesto medio con el que cuentan los novios en tiempos de crisis es de "entre 80 y 100 euros el cubierto", informa Sara Caraball, del Hotel Tryp Leganés.

Para ayudar a los novios a reducir gastos, la cadena de hoteles Tryp ofrece la posibilidad de contratar un paquete en el que "el aperitivo, la cena y la barra libre están incluidos por unos 75 euros por persona", apunta Paula García, del Hotel Tryp Guadalajara.