Por la compra inconclusa del Banco de Venezuela

BOD pedirá ejecución de sentencia y que Santander le pague los 150 millones

El venezolano Banco Occidental de Descuento (BOD) solicitará la ejecución provisional de la sentencia de un juzgado madrileño que obliga al Santander a devolverle 150 millones de dólares (unos 107 millones de euros) más los intereses, relacionados con la compra inconclusa del Banco de Venezuela.

Fuentes del BOD explicaron hoy a EFE que la entidad se opone a la apelación del Santander a esta sentencia y manifestaron que el banco "está plenamente convencido" de que el recurso no prosperará, ya que la sentencia "ha aceptado con rotundidad las tesis del Banco Occidental de Descuento y ha rechazado totalmente las alegaciones del Banco Santander", por lo que cree que "la sentencia será mantenida en todos sus extremos".

Según confirmaron a EFE fuentes jurídicas y de la entidad española, Santander ha decidido presentar un recurso de apelación a la sentencia Juzgado 26 de Primera Instancia de Madrid que le insta a devolver el importe que el BOD le entregó como señal para la adquisición del Banco de Venezuela.

Desde BOD se recuerda que la "controversia" surgió porque en junio de 2008 esta entidad entregó 150 millones de dólares al Santander en garantía de su intención de comprar el Banco de Venezuela (filial del Banco Santander en Venezuela).

SANTANDER 2,79 -1,05%

Días antes de celebrarse la compraventa, cuyos términos y condiciones estaban ya cerrados -destaca BOD-, se produjo una modificación legislativa en virtud de la cual se requería una autorización administrativa previa a la operación.

Esa autorización, "inexistente en el momento en que se diseñó la operación y no prevista por las partes", fue denegada por el Gobierno venezolano y el Banco de Venezuela fue adquirido al Santander por el gobierno de Hugo Chávez.

Este Gobierno compró el Banco de Venezuela al Santander por unos 1.050 millones de dólares (unos 754 millones de euros), una entidad que el banco español adquirió en 1996.

Tras no poder llevarse a cabo la operación de venta al Banco Occidental de Descuento, el banco que preside Emilio Botín entendió que no debía devolver la fianza aportada, mientras que la entidad venezolana demandó a la española, que al final ha sido condenada a devolver el dinero adelantado más los intereses desde el 2 de julio de 2008 hasta que se produzca el pago.

El BOD entiende que, al haberse producido una imposibilidad legal sobrevenida, "la cantidad dada en garantía debía ser devuelta, a lo que se opuso Banco Santander", motivo por el que debió acudir a los tribunales españoles.

Los 150 millones de dólares y los intereses que tendrá que afrontar el Santander, los elevan a más de 160 millones de dólares (unos 113 millones de euros), explicaron fuentes jurídicas.

Además de anunciar que instará la ejecución provisional de la sentencia para que Banco Santander proceda a la devolución "a la mayor brevedad", el BOD ha manifestado su intención de "recurrir la sentencia a los solos efectos de que las costas del procedimiento se impongan al Banco Santander".