El proceso de integración se retrasa

La creación de la primera caja de España será operativa en abril de 2013

La construcción de la primera caja española avanza a pasos más lentos de lo que podía pensarse inicialmente. La complejidad de la operación parece que ha comenzado a reflejarse en las reuniones que están celebrando en estas semanas los técnicos de las siete entidades que integran el SIP encabezado por Caja Madrid y Bancaja.

Según fuentes asistentes a una de estas reuniones celebrada en Bancaja, no será hasta abril de 2013 cuando Caja Madrid, Bancaja, Caja Segovia, Caja Ávila, La Rioja, Caja Canarias y Laietana funcionen ya plenamente como una única marca. Hasta entonces todo indica que las actuales marcas se mantendrán en varias zonas comunes no originarias de estas entidades.

La justificación es sencilla. Tras varios informes, parece que es mejor para el cliente de una región ajena a las originarias de las siete cajas que se vaya acostumbrando a una nueva marca paulatinamente.

Pese a todo, el 2 de noviembre la intranet de las siete cajas funcionará como una, y el 15 de noviembre está previsto que se presente y apruebe la estructura de la futura sociedad central. El 2 de enero se espera que la tesorería del nuevo SIP comience a integrarse. La primera en dar el paso será Caja Madrid, quien encabezará esta actividad. La tesorería de Bancaja, no obstante, no se unirá al SIP hasta el 11 de octubre de 2012. Será la última. También habrá unos servicios centrales únicos, que se irán desarrollando entre 2011 y 2012. Pese a esta unión, no todo el back-office estará en Madrid. El de valores estará en Barcelona, y Bancaja también reclama parte de estos servicios centrales.

'Road show'

El presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato, ha mantenido la semana pasada reuniones en París y Washington con diferentes inversores y bancos de inversión explicando la futura entidad, que estará encabezada por un banco que en un futuro saldrá a Bolsa.