En los próximos meses

El fabricante de Lacoste negocia recuperar el control de su marca en España

La empresa del grupo de moda Lacoste que produce y distribuye los productos del cocodrilo en el mundo, Devanlay, está negociando con la catalana Armand Basi recuperar el control de su marca en España con la compra del 50% de los derechos de producción y distribución de la enseña francesa en el país.

Según han explicado hoy fuentes de Devanlay, la fórmula escogida será la creación a partes iguales de una "joint-venture" o sociedad de riesgo compartido. Actualmente, Devanlay está en un proceso de valoración de la compañía Armad Basi que podría finalizar en diciembre o enero, según las mismas fuentes, momento en el que se ejecutaría la firma del acuerdo.

La compañía ha indicado que la decisión se enmarca dentro de la estrategia de Devanlay, que tiene la licencia textil de Lacoste para producir y vender en 100 países de todo el mundo, de recuperar plenamente la producción y distribución internacional de la marca. En este sentido, la empresa de fabricación textil ha firmado recientemente la creación de "joint-ventures" en otros países como Argentina o Italia, con el mismo objetivo que persigue ahora en España.

Basi posee la licencia para producir y distribuir la marca Lacoste en España desde 1962, cuando el fundador de la empresa, Armand Basi, se hizo con la concesión y licencia en exclusiva de La Chemise Lacoste para el país.

Durante el último ejercicio de 2009, la empresa catalana ha sufrido un retroceso del 23,3% en su facturación con respecto al año anterior hasta sumar una cifra de ventas de 75,8 millones de euros, según datos del Registro Mercantil, por lo que ha iniciado un plan de ajuste destinado a reducir sus costes.