El sistema germano, entre los más afectados por la crisis

Moody's mantiene en negativa la perspectiva de la banca alemana

La agencia de calificación de riesgo de crédito Moody's mantiene en negativa la perspectiva del sistema bancario de Alemania, lo que "refleja el severo impacto de la crisis financiera".

Moody's informó hoy de que esta perspectiva negativa "también reproduce la debilidad estructural que viene de largo inherente al sistema bancario".

La autora del artículo, Katharina Barten, explica que la perspectiva del sistema bancario de Alemania de Moodys sigue siendo negativa "pese a los pasos decisivos hacia la estabilización y el fuerte rebote de la economía germana desde finales del primer trimestre de 2009".

"El sistema alemán fue uno de los afectados más severamente por la crisis, el cambio estructural ha sido lento hasta ahora y es poco probable que se acelere en el futuro previsible", según Barten.

La perspectiva negativa de la agencia se basa en varios factores de crédito.

Por uno lado, para Moody's, persiste la histórica debilidad en el sistema, por ejemplo, su fragmentación, el exceso de capacidades y la intensa competición.

Los bancos tienen vulnerabilidad intrínseca en sus balances debido al elevado apalancamiento (endeudamiento para financiar una operación) y la baja calidad del capital.

Además, esto se combina con grandes exposiciones a industrias cíclicas y mercados volátiles.

Las presiones que surgen de las condiciones acompañadas al apoyo gubernamental carga más el perfil de bajos beneficios de muchos bancos.

No obstante, Moody's reconoce que los bancos que más afectados han estado por la crisis financiera están en mejor posición ahora que en 2009 por el apoyo de capital y liquidez.

También destaca que hay mejoras en la reestructuración de muchos bancos.

Las perspectivas negativas de Moody's están dirigidas a los grandes bancos centrados en la banca mayorista pero no a los bancos cooperativos y las cajas de ahorro que dominan el sector de la banca minorista y han mostrado una resistencia notable a la crisis.