Por 324 millones de euros

ACS logra un nuevo contrato en el metro de Nueva York

ACS se ha adjudicado un nuevo contrato de obras en el metro de Nueva York por un importe de 447 millones de dólares (unos 324 millones de euros), según informó el grupo.

La compañía que preside Florentino Pérez refuerza así su presencia en el mercado estadounidense y en las obras de metro y ferroviarias que se ejecutan en Nueva York, en las que está presente desde 2006 con otros importantes proyectos.

Las obras logradas ahora, a través de sus filiales Dragados y Schiavone, consisten en la construcción de una estación de metro subterránea bajo la segunda Avenida, en Manhattan.

El contrato incluye el mantenimiento y el control del tráfico, la monitorización de los edificios y de las estructuras existentes, y la protección y reubicación de los servicios que se vean afectados por las obras, que está previsto se prolonguen durante unos 37 meses.

ACS 36,91 -0,38%

Esta adjudicación se suma a los dos proyectos, también de infraestructuras de transporte, que ACS ejecuta en Nueva York.

Por un lado, se encarga de la prolongación de la línea 7 del metro, de forma que se extienda hasta la calle 34 y contribuya al crecimiento de una comunidad emergente en el West Side. El proyecto está presupuestado en 2.100 millones dólares (unos 1.521 millones de euros al cambio actual).

De otro, ACS, a través de Dragados, participa en dos contratos de la construcción del East Side Access, que suman un monto de 1.164 millones (unos 843 millones de euros). El proyecto permitirá conectar de forma directa Long Island y el Este de Midtown Manhattan, y aliviará la congestión de trenes y tráfico.

Entre el resto de proyectos que la compañía de construcción, servicios y energía desarrolla en Estados Unidos destaca la autopista I-287 e "importantes" plantas de tratamiento de aguas, como las de Newton Creek.

ACS ya apuntó en su memoria de 2009 que Estados Unidos "continuaría siendo en los próximos años un mercado de referencia y de crecimiento para el grupo" en los ámbitos del desarrollo de infraestructuras de obra civil, con el fin último de "mantener un adecuado nivel de internacionalización y diversificación que incremente la rentabilidad y reduzca el riesgo de la actividad de construcción".

Recientemente, el grupo se posicionó también en este mercado en el negocio de energías renovables de Estados Unidos, con la promoción de proyectos de parques eólicos y plantas termosolares que en conjunto sumarán una potencia total instalada de 550 megavatios (MW). .