_
_
_
_
Editorial
Es responsabilidad del director, y expresa la opinión del diario sobre asuntos de actualidad nacional o internacional

Una solución a las renovables

La industria fotovoltaica ha sufrido un nuevo sobresalto con la pretensión del Ministerio de Industria de reducir retroactivamente el número de horas retribuidas a las instalaciones solares. El Gobierno pretende recortar así el ingente coste que supone las primas que recibe esta energía alternativa por producir electricidad. El abultado montante de las ayudas a las energías renovables exige una reforma, pero es imprescindible que se afronte de forma negociada y, sobre todo, garantizando una seguridad jurídica. En definitiva, las ayudas fueron establecidas por el propio Gobierno, no por el sector. Cosa distinta son los fraudes que se hayan podido producir, que deben ser perseguidos y sancionados.

Pero la necesidad de racionalizar el sistema no puede demorarse ni plantearse con cuentagotas. Por eso es urgente que el Gobierno desvele el modelo energético del futuro y el papel que han de jugar las fuentes renovables y también las tradicionales, incluida la nuclear. Eso permitirá a la industria y a los inversores, presentes y futuros, tomar decisiones con cierta estabilidad. Las primas lógicamente deben variar con el tiempo, aunque dentro de unos esquemas transparentes y previsibles, pues los vaivenes no son buenos para un desarrollo económico racional.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_