Más de 1.400 trabajadores

La UE aprueba 2,75 millones de euros de ayuda a despedidos del motor en España

El Consejo de Ministros de la Unión Europea (UE) ha aprobado otorgar una ayuda de 2,75 millones de euros, procedentes del Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización (FEAG), a cerca más de 1.400 trabajadores despedidos en la industria de la automoción en España.

La medida, propuesta por la Comisión Europea (CE) en septiembre, ha sido respaldada por los ministros de Industria de la UE durante un Consejo de Competitividad en Luxemburgo, después de que una comisión de la Eurocámara también se hubiese pronunciado a su favor. Previsiblemente, el pleno del Parlamento Europeo emitirá su voto sobre esta cuestión el próximo 19 de octubre.

En concreto, la iniciativa beneficiará a 1.429 despedidos de la industria automovilística en Cataluña, que perdieron su trabajo en 23 empresas relacionadas con el sector entre febrero y noviembre de 2009.

La mayoría de los despedidos reside en el área metropolitana de Barcelona, aunque también hay casos en Santa Oliva (Tarragona) y Arbuciés (Gerona).

Las ayudas intentarán que los parados con más dificultades (ya sea por su edad o falta de perspectivas) por el cierre de plantas de automoción como consecuencia de la crisis económica o las deslocalizaciones, reciban formación, orientación laboral y ayuda para la creación de empresas.

El Consejo también anunció en un comunicado haber aprobado ayudas por valor de 2,41 millones de euros para trabajadores portugueses despedidos de la empresa Qimonda, del sector de la tecnología de la información, como resultado de la quiebra de su matriz en Alemania.

Otros 7,52 millones de euros se dedicarán a trabajadores daneses despedidos en la industria manufacturera de maquinaria y equipación naval, y 1,81 millones a los despedidos de la empresa holandesa de semiconductores NXP. Estas ayudas de apoyo deben ser cofinanciadas por los estados miembros.