Afectaría a 12.200 empresas en España

El reciclado costará tres veces más con la nueva ley

Ecoembes, organización encargada de la gestión de envases en España, advierte de que la nueva ley de residuos, que tendría que entrar en vigor a final de año, "podría triplicar el coste del reciclado".

Ecoembes, asociación sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclaje de envases, alertó ayer en Bruselas de que el coste del Punto Verde se puede triplicar con las disposiciones de la nueva Ley de Residuos, que entraría en vigor a finales de año. El llamado Punto Verde es lo que pagan las empresas porque los envases que ponen en el mercado se reciclen. Si se incrementa la responsabilidad del productor por encima del actual 60%, el coste crecería exponencialmente. Este mayor precio afectaría a las más de 12.200 empresas afiliadas a Ecoembes en España.

La nueva ley de Residuos es la transposición de la Directiva Marco de Residuos europea a la legislación española. Para cumplir con las exigencias europeas, debería entrar en vigor en diciembre de este año. El borrador de la Ley para España incluye, sin embargo, unas especificaciones como "el incremento de la responsabilidad ampliada del productor sobre los envasadores".

Ahora mismo, la responsabilidad del productor supone que se recojan hasta el 60% de los envases puestos en el mercado. En España, ya se ha alcanzado el 70% de recogida, por encima del objetivo. La duda es si el borrador pedirá una tasa de recogida mayor, como según Ecoembes, se está barajando.

En España ya se reciclan el 70% de los envases, 10 puntos más de lo obligatorio

El director general de la asociación, Antonio García-Zarandieta, explicó que esta subida incrementaría exponencialmente los costes. "Aumentar al 80% supondría duplicar y alcanzar un 90% o un 95%, triplicar el coste del Punto Verde" comprometiendo, en su opinión, "la viabilidad del actual sistema de residuos". El directivo recordó que en España ya se está haciendo un "esfuerzo terrible" y que las empresas envasadoras representan "un ejemplo de responsabilidad". "Si ya se está haciendo bien es mejor que no se toque", afirmó.

Criterio de proximidad

El borrador incluye "otro riesgo", a juicio de García-Zarandieta. Supone que la gestión de residuos se rija por normas de proximidad en lugar de por criterios competitivos, de libre mercado. Es decir, que las Comunidades Autónomas podrían exigir a Ecoembes que reciclara los envases recogidos en su territorio en empresas regionales, aunque le den un precio menor que otra fuera de la Comunidad.

El directivo apuntó que esa obligación "vulnera la norma europea que me obliga a vender al que más precio pague" y supondría a Ecoembes enfrentarse a denuncias constantes en la Comisión Nacional de la Competencia.

La crisis afecta al consumo y este extremo también lo nota Ecoembes en su gestión de los envases puestos en el mercado. Según afirmó Antonio García-Zarandieta, director general de Ecoembes, en 2009 se pusieron en el mercado "un 4% menos de envases que en 2008 y la diferencia se incrementará en 2010". El directivo estima que este año se pondrán en el mercado un 5% menos de envases respecto de 2008.

Sin embargo, en Ecoembes se dio la paradoja de que tuvieron que subir las tarifas a sus empresas en 2009 "porque el volumen de lo reciclado crece año a año". El pasado ejercicio, se recogieron "algo más de 1,2 millones de toneladas de envases".

García-Zarandieta estima que en 2010 recuperarán, mediante la venta de los residuos para otros usos, "el 12% del coste del Punto verde". En 2009, amortizaron mediante esta venta un 6% del coste y su objetivo es alcanzar una tasa de recuperación del 18% en 2014.