Conflicto familiar

Llongueras, despedido por su hija por burofax

Ofrece al peluquero una indemnización de 6.258 euros

Llongueras, despedido por su hija por burofax
Llongueras, despedido por su hija por burofax

Eulen, Gullón... Y ahora Llongueras. La lista de conflictos dentro de las empresas familiares en España va en aumento. El último episodio lo ha protagonizado Llongueras, la cadena de peluquerías que fundó Lluís Llongueras a finales de los años ochenta y que hoy cuenta con más de 120 salones.

Esther Llongueras, hija del primer matrimonio del peluquero, ha decidido encabezar el golpe de Estado esta misma semana mediante el envío de un burofax a su padre, en el que le comunica su despido improcedente con efectos a partir de la semana que viene.

El documento, al que ayer tuvo acceso la agencia Efe, señala que el motivo de prescindir de sus servicios es "porque las tareas que usted realiza" no son satisfactorias para la empresa y añade que "ni ostenta (Lluís Llongueras) actualmente ningún poder notarial para ejercerlas". Concluye con que "su actitud es sancionable con el despido que se le insta, de conformidad con el artículo 54.2 del Real Decreto 1/1995 del 24 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido por la Ley del Estatuto de los Trabajadores", añade el burofax.

Casado en segundas nupcias desde agosto de 2006, Lluís Llongueras explicó ayer a Efe que al constituir la empresa, en 1987, puso las acciones a nombre de varios familiares.

"Lo que ha sucedido es que, ahora, sumando las acciones de mi ex mujer y de mis dos hijos mayores, suman más del 50% y pueden decidir sin mi consentimiento", afirma. Según el registro mercantil, su ex esposa cuenta con un 35,4% y sus dos hijos mayores con el 16,6% cada uno. Por su parte, Llongueras controla un 10,4% de la sociedad.

Finiquito

La empresa, por su parte, reconoce que se trata de un despido improcedente, por lo que le ofrece la indemnización máxima de 45 días por año, a partir del 1 de diciembre de 2006.

En total, 6.258,63 euros, además de otros 888,07 euros "en concepto de liquidación, saldo, finiquito y nómina".

El citado escrito señala que "la sociedad Peyma está formada por 18 peluquerías de los 120 salones de peluquería y belleza que la firma Llongueras tiene repartidos por todo el mundo, entre franquicias, escuelas de formación, cesión de marca y 16 salones con la mayoría de Lluís Llongueras", dice el documento. En 2008, la facturación de la empresa ascendió a 10,3 millones de euros.

Inicios

Este estilista catalán, nacido en 1936 en Barcelona y de origen humilde, empezó su carrera muy joven. Con sólo 14 años ya trabajaba como ayudante en un conocido salón de peluquería de Barcelona. Según su propia biografía, con 300.000 pesetas de crédito abrió su primera peluquería en 1958 que, como era menor de edad, tuvo que poner a nombre de su madre.

Pero la trayectoria de Lluís Llongueras no se ha limitado al mundo de la belleza y la moda. Amigo personal de Salvador Dalí -se dice que Llongueras se encargaba de ponerle rulos, así como de su bigote-, en 2003 publicó una de las biografías más completas del pintor de Cadaqués. En 1987 inauguró una muestra de escultura y también ha hecho incursiones como pintor y fotógrafo.

Entre sus últimas iniciativas figura también la creación del Fashion By, un local donde, además de las prestaciones propias de las peluquerías, se añaden otras sugerentes ideas, como el tatuaje o el piercing.

Franquicia

La sociedad Peluquería y Maquillaje (Peyma) está formada por 18 peluquerías de los 120 salones de peluquería y belleza que la firma de Llongueras tiene repartidos por todo el mundo. En esta cifra se incluyen franquicias, escuelas de formación, cesión de marca y 16 salones en los que Llongueras cuenta con la mayoría del capital.