La City

¿Me compras una oficina?

Alguna que otra caja en reestructuración está convencida de que va a hacer un buen negocio con la venta de oficinas. Pese a que, hasta ahora, las entidades de ahorro en proceso de fusión están cerrando sucursales ante la falta de mercado para su compra -incluye local y personal- en bloque, las que cuentan con sucursales en grandes zonas urbanas han detectado un cierto interés por parte de los bancos. Y eso que se supone que la reducción de personal y oficinas afecta tanto a los bancos como a las cajas, aunque sea más intensa en las segundas consecuencia de sus procesos de reajuste y que les ha llevado a pedir ayudas por más de 11.000 millones. Los bancos quieren aprovechar el despiste comercial de sus rivales, más atentos ahora en los organigramas de sus fusiones para arrebatarles cuota de mercado.