Por alterar la cotización de Astroc

Un grupo de minoritarios piden la apertura de juicio contra Enrique Bañuelos

Un grupo de accionistas minoritarios de Astroc han solicitado al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz que abra juicio oral contra el fundador de la inmobiliaria extinta, Enrique Bañuelos, por presuntos delitos de administración desleal y de maquinación para alterar el precio de las cosas, tras conocer que el Ministerio de Economía sancionó a los auditores de las cuentas correspondientes a 2006.

"Está plenamente probado el hecho de que el resultado del ejercicio 2006 fue alterado, y con ello es más que suficiente para probar que existió una conducta imputable penalmente", concluye el escrito presentado ante el Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional.

En febrero de 2010, la Subsecretaría del Ministerio de Economía y Hacienda impuso una sanción de 207.000 euros a la firma de auditoría Gasso Auditores, y otra de 70.000 euros al auditor responsable por las irregularidades contables de Astroc, a proposición del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC) y de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Tras conocer estos documentos, incorporados recientemente a la causa que instruye la Audiencia Nacional desde su apertura por parte de Baltasar Garzón en agosto de 2007, los querellantes piden "que se proceda a la apertura de juicio oral".

Por su parte, fuentes cercanas al empresario indicaron a Europa Press, que Bañuelos "está tranquilo y confía en que esta petición no acabe en juicio porque todos las operaciones se hicieron correctamente y con transparencia".

Los minoritarios relatan cómo Astroc declaró como beneficio del ejercicio 2006, un total de 93,4 millones de euros cuando el beneficio real fue de 43,7 millones de euros, ya que "nunca debieron computarse como ingresos" cuatro operaciones realizadas entre Astroc y varias sociedades propiedad de Bañuelos que fueron anuladas en 2007.

"Esta es la cifra que tomó el mercado como referencia para adquirir acciones de la compañía y que dio origen a la subida espectacular de la cotización", recuerdan los querellantes. Astroc salió a bolsa el 24 de marzo de 2006 con su acción a 6,4 euros, cuando, según los minoritarios, el precio real era de 4,5 euros.

Por su parte, el juez ha trasladado el escrito al Ministerio Fiscal para que presente sus alegaciones al respecto, según la providencia dictada el pasado 2 de octubre. La querella fue presentada por el abogado y accionista, Felipe Izquierdo, a la que se unieron medio centenar de minoritarios.

Desde su salida a bolsa, las acciones de Astroc se revalorizaron hasta los 75 euros en un año, lo que motivó la entrada de numerosos accionistas. En abril de 2007, tras conocerse la presunta manipulación de las cuentas correspondientes a 2006, la acción se derrumbó un 40% y Bañuelos acabó dimitiendo de la presidencia.