Comisión de Presupuestos del Congreso

Hacienda dice que no hace falta un 'plan B' porque se cumplen las previsiones

El secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, dijo hoy que no hace falta ningún 'plan B' o alternativo en el caso de no lograr el objetivo de reducción del déficit, porque los datos muestran "que los ingresos están incluso evolucionando mejor de lo previsto y los gastos cumplen con lo aprobado por las Cortes".

Tras comparecer ante la Comisión de Presupuestos del Congreso, Ocaña respondía así a unas afirmaciones del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez sugiriendo al Gobierno tener un plan alternativo por si no se cumple el objetivo económico previsto para 2011, lo que dificultaría la reducción del déficit.

Ocaña destacó el firme compromiso del Ejecutivo de cumplir con esa reducción del déficit y añadió que se hará "todo lo que sea necesario para ello".

Además, incidió en que también espera que el próximo año se cumplan las previsiones gubernamentales sobre ingresos, que son "muy conservadoras y prudentes", y pidió que ese cumplimiento se extienda a las comunidades autónomas y a los ayuntamientos.

Asimismo, el secretario de Estado calificó de "buena noticia" el hecho de que el consumo siga creciendo a pesar del alza del IVA.

Durante su intervención en la Comisión, Ocaña resaltó dos objetivos como son la reducción de ese déficit a corto plazo y la mejora de la competitividad a medio y largo plazo.

Incidió en que la austeridad y las reformas son las dos líneas para "la doble necesidad de recuperar la estabilidad de las finanzas públicas y recuperar la competitividad".

Asimismo, señaló que los Presupuestos Generales del Estado de 2011 recogen una reducción selectiva del gasto, "protege a I+D+i y el ámbito social", y modifican de forma significativa los impuestos.

A este respecto, señaló que con esta política impositiva se ayuda a la recuperación, ya que, "en este contexto, con la economía estabilizada, pero débil y con un menor consumo, es necesario no imponer nuevas cargas".

El secretario de Estado reconoció que no era el momento de poner "patas arriba" el sistema fiscal y pidió no caer en la demagogia de bajar impuestos porque no estimularía la economía .

Además, insistió en la importancia especial de estos Presupuestos porque continúan con la senda de la consolidación fiscal y porque plasma la entrada en vigor del sistema de financiación autonómica.

Por parte del PP, el diputado Vicente Martínez Pujalte repitió que los Presupuestos de 2011 son los presupuestos del paro y señaló que "son los de un país que han arruinado".

El portavoz de CiU en la Comisión, Josep Sanchez Llibre criticó que los Presupuestos no contengan medidas para crear empleo y generar confianza y criticó la subida impositiva a las rentas altas que, en su opinión, no merecen la calificación de "ricos".