Nuevas oficinas en EE UU e Israel

AT&T planea reunirse con sus programadores para exandirse

AT&T se dispone a acelerar la creación de programas informáticos para aparatos móviles en nuevas oficinas que planea abrir en Estados Unidos e Israel, aprovechando el mercado creciente de programas para el teléfono inteligente iPhone de Apple y el sistema operativo Android de Google.

La compañía telefónica anunciará la semana próxima su plan de abrir instalaciones en las ciudades de Palo Alto, estado de California; Plano, estado de Texas, y Tel Aviv, donde asesorará a las firmas de programas informáticos sobre la creación de aplicaciones para móviles, proyecto que costará "decenas de millones de dólares", dijo el director de tecnología John Donovan en una entrevista.

"Los tres centros nos permiten tener una jornada de trabajo de casi 20 horas, así que esto se presta mucho a formas de desarrollo ágiles", dijo Donovan.

AT&T, la segunda mayor empresa de telefonía móvil de Estados Unidos, planea aprovechar el mercado de programas para aparatos inalámbricos ofreciendo aplicaciones para empresas y consumidores más pronto que las rivales Verizon Wireless y Sprint Nextel Corp. Los consumidores gastarán 6.200 millones de dólares en aplicaciones en todo el mundo este año, frente a unos 4.200 millones en el 2009, según Gartner.

AT&T INC. 26,96 -0,92%

Donovan dijo que planea reunirse con hasta 400 firmas de programas informáticos al año para escuchar propuestas que tomen de 8 a 10 minutos, procedimiento que llama "citas rápidas". Si a AT&T le gusta una idea sobre una aplicación, es posible que ayude a la firma a elaborarla y que ofrezca el programa en su red primero.

"¿Por qué habríamos de hacerlo? Porque vamos a terminar lanzando algo al mercado más rápidamente que nuestros competidores", dijo Donovan.También añadió que AT&T espera lanzar unas 30 aplicaciones al año mediante la colaboración en las nuevas instalaciones, donde la compañía con sede en Dallas empleará hasta 36 personas en total.

AT&T se beneficiará al compartir el importe de las ventas de las aplicaciones que ayuda a elaborar, tales como videojuegos, timbres de llamadas o programas para empresas.