Petróleo

El crudo de Texas sube un 2,01% y cierra por encima de los 80 dólares

El precio del crudo de Texas subió hoy un 2,01% en la Bolsa Mercantil de Nueva York y cerró la semana a 81,58 dólares por barril (159 litros), en una jornada en la que se conocieron datos favorables relativos a la marcha de la economía de Estados Unidos.

Al concluir la sesión en Nueva York, los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en noviembre sumaron 1,61 dólares al valor del jueves y consiguieron abrir el cuarto trimestre del año a su precio más alto en casi dos meses.

El crudo superó así la cota de los 80 dólares por barril, algo que no ocurría desde el pasado 10 de agosto, y lo hizo al cerrar a su precio más alto desde el 5 de agosto, cuando sus contratos con vencimiento más próximo acabaron a 82,01 dólares por barril.

El petróleo añadió a su precio en lo que va de semana 5,09 dólares, lo que supone una apreciación del 6,6%.

Los contratos de gasolina con vencimiento en noviembre, que desde hoy se toman como referencia, sumaron cinco centavos al precio de la jornada anterior y cerraron la primera jornada del mes a 2,08 dólares por galón (3,78 litros).

Los contratos de gasóleo, también con vencimiento en noviembre, sumaron tres centavos para cerrar en 2,29 dólares por galón.

La gasolina es hoy catorce centavos de dólar (7,2%) más cara que hace una semana, en tanto que el gasóleo se encareció 16 centavos (7,5%) desde el pasado viernes.

El gas natural perdió hoy, por su parte, ocho centavos en la Bolsa Mercantil de Nueva York y sus contratos para noviembre terminaron a 3,79 dólares por cada mil pies cúbicos, un precio que es nueve centavos más bajo (-2,3%) que el del cierre del viernes pasado.

El precio del crudo de Texas y sus derivados se encareció en la misma jornada en que el Departamento de Comercio de Estados Unidos informó que los ingresos personales en este país aumentaron un 0,5% en agosto.

Esa noticia se sumó a la publicación del índice de confianza de los consumidores de EE UU en la evolución de la economía y de su situación financiera, que bajó en septiembre hasta los 68,2 puntos, según datos de la Universidad de Michigan.

De cualquier modo, ese índice se encuentra por encima de los 66,6 que la misma entidad había pronosticado inicialmente y también por encima de las expectativas de algunos analistas económicos, que preveían que esa cifra terminaría este mes alrededor de los 67 puntos.

Esos datos hicieron aumentar la confianza de los operadores en que la recuperación de la demanda energética del mayor consumidor de energía del mundo, junto a China, se encuentre más cerca de lo esperado.