Afirma que el valor en mercado no es representativo

Sos ofrece una prima del 147% sobre el precio de sus preferentes

Sos ofrece 39.500 euros en acciones por cada una de sus preferentes, frente a los 16.000 euros a los que cotizan en AIAF, el mercado español de renta fija privada. Con todo, los inversores que las compraron al precio de emisión, 50.000 euros, todavía registrarían pérdidas.

La ampliación de capital que Sos ha diseñado para sanear su balance incluye una sorpresa para los inversores de las preferentes que la compañía colocó en noviembre de 2006. Les ha ofrecido canjear sus títulos por acciones clásicas de nueva emisión.

La buena noticia es que las condiciones son relativamente favorables. Estas participaciones cotizan en AIAF, el mercado español de renta fija privada, al 32% de su valor nominal -es decir 16.000 euros-, según su último cierre, correspondiente al pasado 20 de septiembre.

El valor de las preferentes se hundió en mayo de 2009, tras conocerse los problemas de la compañía, que reformuló las cuentas de 2008 y reconoció unas pérdidas de 192,8 millones de euros, en lugar de unos beneficios de unos 32 millones. Las participaciones se recuperaron después, para desplomarse definitivamente hasta la fecha actual (véase gráfico).

DEÓLEO 0,29 -5,00%

La compañía lleva sin pagar el cupón de estos títulos desde septiembre de 2009. Y es que, al igual que las colocadas por la banca, el pago de la remuneración de las preferentes está condicionado a la obtención de beneficios durante el ejercicio fiscal anterior. El año pasado, el quebranto del grupo de alimentación ascendió a 177,4 millones de euros, y entre enero y junio de 2010 las pérdidas se sitúan en 20,5 millones.

Sos propone una valoración para cada preferente de 39.000 euros, un 21% por debajo del precio al que las vendió, aunque un 147% superior al de cotización en el mercado. Entregará a cada titular de las preferentes las acciones que correspondan a esa valoración, considerando la cotización media de las últimas 15 jornadas bursátiles anteriores al día en que celebrará la junta general extraordinaria de accionistas, el 29 de octubre.

El grupo de alimentación explica que ha optado por valorar las preferentes mediante el informe de un experto independiente -Renta 4, en este caso-, debido "al escaso volumen de negociación (....) en el mercado en que están cotizando".

Sos entregará además un 10% más de las acciones que en principio corresponderían por la ecuación de canje, como premio "para hacer más atractiva la oferta a los tenedores de las preferentes".

Con el canje propuesto, Sos se liberará de pagar definitivamente la remuneración de ese tipo de deuda y, al mismo tiempo, la convertiría en capital de máxima categoría. También se anotaría unas plusvalías máximas de 63 millones de euros, correspondientes a la diferencia entre el valor nominal de la emisión (300 millones) y lo ofertado (237 millones)

Eso sí, el precio mínimo de emisión de las acciones será de un euro. Si los títulos de Sos llegan a situarse por debajo de ese nivel de forma sostenida en los 15 día previos al próximo 29 de octubre, no se alcanzaría la valoración que la propia empresa realiza de sus preferentes. Aunque si no aceptaran la propuesta, los titulares de las preferentes se quedarían con unas participaciones con una baja liquidez y sin posibilidad de remuneración a la vista.

Vendidas entre institucionales

A diferencia de los 12.660 millones de euros colocados por bancos y cajas desde finales de 2008, las preferentes de Sos se colocaron mayoritariamente entre inversores institucionales. Aunque en el folleto se especificaba que la oferta estaba dirigida "a todo tipo de inversores, tanto nacionales como extranjeros", el importe mínimo de suscripción, de 50.000 euros, cerraba la puerta a personas que no dispusieran de un capital mínimo relevante.

El canje está supeditado a que se realice la ampliación dineraria por 200 millones y de compensación de créditos, por 159 millones.