No se han planteado presentar un recurso judicial

Unesa dice que el decreto del carbón contraviene la ley al desplazar a otras centrales eléctricas

La Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa) ha expresado su respeto a la decisión del Gobierno de aprobar el Real Decreto que incentiva la quema de carbón en centrales térmicas, pero se ratifica en su posición de que la norma contraviene la ley al desplazar de la generación eléctrica a otras tecnologías, como los ciclos combinados.

No obstante, fuentes de Unesa indicaron a Europa Press que la asociación no ha tomado ninguna decisión acerca de la presentación de un eventual recurso judicial contra la norma. Las eléctricas consultadas tampoco adelantan si recurrirán el decreto, a la espera de que se publique en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y puedan conocer en detalle su contenido.

Unesa considera que el Gobierno debe "buscar una solución" para las centrales desplazadas por el mayor uso del carbón y recuerda que sus técnicos perciben el decreto como "contrario a varios artículos" de la Ley del Sector Eléctrico (LSE).

La norma, a juicio de la patronal eléctrica, requiere de la aprobación previa de una ley que permita retirar la retribución a las instalaciones eléctricas que queden desplazadas en el sistema por el mayor uso de centrales térmicas de carbón.

El decreto, señala, "carece de rango legal suficiente y contraviene lo dispuesto en la LSE". La aprobación mediante reglamento de la posibilidad de retirar instalaciones del mercado sin compensación "constituye una limitación al derecho de propiedad de naturaleza expropiatoria que requiere, conforme a la Constitución, norma con rango de ley", añade Unesa.

Malestar entre las eléctricas

Otras fuentes del sector eléctrico consultadas por Europa Press afirman que la medida aprobada por el Gobierno, que se adopta en un momento de menor demanda y mayor producción de las energías renovables, viene a "distorsionar" el funcionamiento del mercado liberalizado español de generación, contribuirá a incrementar las emisiones a la atmósfera y a disparar los costes del sistema.

Las eléctricas consideran que la nueva propuesta deja "desamparadas" a las centrales de ciclo combinado de gas, construidas a instancias de la planificación energética del Gobierno "y que corren el riesgo de no poder ni siquiera cubrir sus costes, al poder ser desplazadas por mucho más viejas y contaminantes plantas de carbón".

"En cualquier caso, parece claro que la disparatada propuesta, cuya entrada en vigor se ha demorado ya un año, es sólo una muestra más del imposible encaje de bolillos que pretende hacer el Gobierno con el sector eléctrico español, que a ratos parece contar además con la complicidad irresponsable e incomprensible del principal partido de la oposición", informaron las mismas fuentes del sector eléctrico.