La inversión de China cambia el mapa de la investigación

Asia amenaza el liderazgo de EE UU en la I+D

La geografía mundial de las actividades de investigación y desarrollo puede sufrir un drástico cambio en los próximos años. EE UU mantiene actualmente el liderazgo global en este ámbito con una inversión anual en estas actividades de 325.000 millones de dólares anuales (unos 238.300 millones de euros). Ahora bien, según el informe La nueva geografía de la innovación global, publicado hace pocos días por Goldman Sachs, el escenario global está cambiando y en cinco años el país norteamericano podría ser superado por el conjunto de los países asiáticos, que ya hicieron lo propio con el Viejo Continente en el año 2005.

Douglas Gilman, analista de Goldman Sachs, explica en el informe que actualmente Japón es el segundo país del mundo en inversión en I+D con 123.000 millones de dólares (90.430 millones de euros). En tercer lugar se ha situado China con un total de 100.000 millones (73.526 millones de euros), si bien, con las previsiones de su Gobierno de situar el gasto en I+D en el 2,5% del PIB (frente al 1,5% actual), el gigante asiático superará los 300.000 millones (220.516 millones de euros) para estas partidas en 2020. Al su vez, Corea del Sur ronda actualmente los 50.000 millones (36.770 millones de euros) en inversión en I+D.

En este sentido, tanto China como Corea del Sur han mantenido unos ritmos de aumento de la inversión en I+D del 20% y el 8% anual durante la última década, frente al incremento del 3,2% de media de los países del G7.

Por patentes tecnológicas, EE UU registró en 2009 el 49% del total, frente al 32% de los países asiáticos. Claro que, 10 años antes, en 1999, EE UU tenía el 55% frente al 25% de las naciones asiáticas. La tendencia podría seguir variando. De hecho, seis de las diez primeras empresas en el ranking de patentes son asiáticas: Samsung, Canon, Panasonic, Toshiba, Sony y Epson. No obstante, IBM, con 4.887 patentes registradas, según la Oficina de Patentes y Marcas Comerciales de EE UU, fue el líder claro, con casi 1.300 patentes más que el segundo clasificado, Samsung, y casi 2.000 más que el tercero, Microsoft.

En términos globales, el sector industrial sigue siendo, de largo, el que más peso tiene a la hora de impulsar la inversión en I+D. Así, la industria financia el 65% del I+D en EE UU frente al 70% de Corea del Sur, el 70% de China y el 75% de Japón.

Por sectores, los más fuertes son los que trabajan en el mundo de los equipos electrónicos e informáticos, junto con las tecnologías médicas, las farmacéuticas y la automoción. En el ranking de empresas que más destinan a I+D que elabora Standard & Poor's, las tecnologías de la información y la comunicación ocupan 11 de los 25 primeros puestos por siete del sector farmacéutico y seis de la industria de la automoción.

En el ámbito de la educación, Goldman Sachs apunta que también se está produciendo un fortalecimiento en Extremo Oriente. Así, apunta que EE UU absorbía el 20% de la población universitaria global en los segmentos de ciencias e ingeniería (S&E en el acrónimo anglosajón). Sin embargo, actualmente ronda el 13%, porcentaje similar al de la Unión Europea. Por el contrario, en este mismo periodo de tiempo, China ha duplicado el número de estudiantes en los campos de S&E y ya aporta el 15% del total. "Le ha convertido en la mayor fuente de licenciados universitarios del mundo", indica el informe.

En esta línea, los estudiantes de carreras en el ámbito de S&E suponen el 40% del total de licenciados universitarios en países como China y Corea del Sur, por encima del 24% de media en el G-7 y el 15% en EE UU.

Más centros de investigación en Asia

Algunas de las grandes compañías tecnológicas estadounidenses han situado centros de investigación y desarrollo (I+D) en los mercados emergentes asiáticos a lo largo de los últimos años. Por ejemplo, según explica Goldman Sachs, IBM abrió en el año 2009 un centro de análisis de soluciones en China y firmó un acuerdo con el Ministerio de Educación del país asiático para el impulso de las actividades de formación. También Applied Materials abrió un centro de investigación en la localidad de Xian el pasado año.

Además, Microsoft tiene 1.500 programadores trabajando a tiempo completo en China, la misma cifra que en un centro en la India, que ya ha contribuido a desarrollar 270 patentes.

Asimismo, Intel estableció hace más de una década su Intel China Research Center y tiene operaciones de I+D en 16 ciudades del país. Además, el gigante de los chips está impulsando actividades de investigación en India en áreas tecnológicas de futuro como la eficiencia energética o las plataformas para el mundo de la sanidad.

Finalmente, Cisco Systems, que tiene un centro de I+D en la localidad de Bangalore con más de 1.400 personas, se ha comprometido a invertir 750 millones en esta área en India.