Está incluido en los Presupuestos de 2011

Trabajo limita las mejoras de cotización de los autónomos mayores de 45 años

El ministerio de Trabajo ha introducido una novedad en sus presupuestos para 2011 que afecta a las cotizaciones de los trabajadores autónomos. Aquellos miembros de este colectivo que el 1 de enero tengan edades comprendidas entre 45 y 49 años y su base cotización actual sea inferior a 1.665,90 euros mensuales no podrán mejorar dicha aportación por encima de los 1.682,70 euros, con la intención de aumentar la cuantía de su pensión futura.

Con esta limitación, Trabajo adelanta cuatro años la edad tope, fijada en la actualidad en 49 años, para que estos trabajadores suban sus aportaciones voluntariamente en sus últimos años de cotización y cobrar así mayores pensiones.

No obstante, según el articulado de la Ley de Presupuestos de 2011, la Seguridad Social no pondrá en marcha esta medida hasta el 1 de abril del año próximo, con lo cual da un periodo de gracia de cuatro meses para que todo autónomo menor de 45 años que quiera mejorar su base por encima de los 1.682 euros para aumentar su futura pensión de jubilación lo haga, o de lo contrario ya no tendrá otra oportunidad.

En cuanto a los autónomos que el 1 de enero hayan cumplido 50 años, su base de cotización queda fijada entre 916,50 y 1.682,70 euros mensuales.

Pero esta no fue la única novedad en materia de cotizaciones a la Seguridad Social que anunció esta mañana el secretario de Estado de este organismo, Octavio Granado. El Gobierno también obligará a cotizar más a los empresarios que tengan a su cargo a más de 50 trabajadores.

Hasta ahora, estos empleadores podían cotizar por la base mínima del Régimen de autónomos (841,80 euros en 2010 y 850,20 euros en 2011) y desde el 1 de enero estarán obligados a cotizar por la base mínima del grupo uno de cotización. Esta base es actualmente de 1.031,70 euros al mes y aún se desconoce su cuantía para 2011, ya que se incrementará lo que suba el salario mínimo, dato que aún no ha dado a conocer el Gobierno. En cualquier caso no avanzará más de un 1%, casi con toda seguridad.

El responsable de la Seguridad Social calcula que en la práctica estos empresarios deberán cotizar "unos 200 euros más al mes". De esta forma, si se tiene en cuenta que existen algo más de 30.000 empresas de más de 50 trabajadores y que esta medida afectará a todos sus dueños (una compañía puede tener más de un propietario), Trabajo espera recaudar unos 20 millones de euros con la iniciativa.