Las cuentas públicas para 2011

Las subvenciones a las sociedades estatales se disparan un 26%

Las sociedades públicas mejorarán así su resultado casi un 48%.

En un ejercicio marcado por la crisis y la contención presupuestaria, las sociedades mercantiles estatales y las entidades públicas empresariales parece que van a gozar de cierta bula. Porque, sorprendentemente, según el proyecto de Ley de Presupuestos para 2011, el resultado conjunto de las empresas y sociedades de capital público estatal (79 en total) va a mejorar un 47,8%, hasta alcanzar los 1.934,91 millones de euros.

Esta mejora espectacular del beneficio en el sector público empresarial tiene que ver con un aumento significativo de las subvenciones de explotación. Si en 2010 las ayudas estatales a la actividad de estas sociedades crecieron un 11,7%, el año que viene el incremento será del 26,1%, superando la barrera de los 2.000 millones de euros y llegando a los 2.428,14 millones. El grueso de las subvenciones irán a parar a la corporación RTVE (ver información adjunta) y a Renfe Operadora, que ingresará 586,71 millones por este concepto.

La cifra de negocio conjunta de las empresas públicas mejorará ligeramente y se situará en los 27.411,28 millones, frente a los 27.373,84 millones que estaban previstos para el presente ejercicio.

En cuanto al presupuesto de capital para las sociedades públicas, el Gobierno prevé que la cantidad global de efectivo o equivalente del que dispondrán se reducirá en 263,73 millones, hasta 6.528,08 millones.

El proyecto de Ley contempla la posibilidad de que algunas de las principales empresas dependientes del Ministerio de Fomento (AENA, Puertos, FEVE, Adif y Renfe Operadora) puedan aumentar sus deudas a largo plazo con entidades de crédito en 2011 hasta un máximo de 3.623,95 millones de euros en conjunto.

Cambios en Loterías

Como suele ser habitual, Loterías y Apuestas del Estado (LAE) será la entidad que consiga los mejores resultados, con un beneficio previsto de 2.692,87 millones de euros, 120 millones más que lo presupuestado para este año. El proyecto de Ley también contempla la transformación de la entidad en sociedad mercantil estatal, en lo que supone el primer paso para una posible entrada de inversores privados en su capital. El Gobierno tiene hasta el 31 de marzo de 2011 para aprobar los nuevos estatutos de esta sociedad y designar un órgano de administración.

Los Presupuestos también prevén que cierren 2011 con beneficios la SEPI (240,26 millones atribuibles), Puertos (115,14 millones), Sepes (29,53 millones atribuibles) y la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre (25,26 millones), entre otras empresas.

Por contra, seguirán con pérdidas entidades como Adif, que duplicará sus números rojos hasta los 267,16 millones; AENA, que perderá 307,91 millones, tras acometer inversiones por valor de 1.328,17 millones de euros; o Renfe Operadora, que cerrará 2011 con unos números negativos de 239,42 millones pese la millonaria aportación patrimonial que recibirá del Estado. Otra de las sociedades deficitarias será Correos y Telégrafos, que acumulará unas pérdidas de 84,24 millones.

Toda la tasa radioeléctrica, para RTVE

El proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) incluye un artículo que introduce un cambio en el modelo de financiación de RTVE. En concreto, el Ejecutivo ha decidido destinar de forma íntegra a la radiotelevisión pública estatal lo que se recaude a través de la tasa radioeléctrica, frente al 80% que estaba previsto inicialmente. No obstante, el tope que la corporación podrá percibir por este concepto se mantiene en los 330 millones de euros.

El Gobierno ha tenido que hacer esta modificación debido a que la recaudación prevista por la tasa está siendo inferior a lo planeado en un principio, lo que estaba impactando de forma negativa en las cuentas de RTVE.

Para el año que viene, está previsto que la subvención que la corporación recibirá del Estado por la prestación de servicio público se reduzca un 6%, hasta los 547,59 millones de euros. RTVE conseguirá unos 25,6 millones por su actividad comercial y el resto (626,81 millones) procederá de la tasa radioeléctrica y de las que tienen que abonar telecos y televisiones privadas.