Los sindicatos cifran el seguimiento del paro en un 70%

Una huelga de baja intensidad

Industria, construcción, educación y transporte están siendo los sectores más afectados por la huelga general. La patronal CEOE ha detectado un escaso seguimiento de la huelga. Su secretario general, José María Lacasa ha matizado que ha sido mayor "allí donde no ha habido servicios mínimos suficientes, que no han garantizado el derecho al trabajo, o dónde se han registrado piquetes violentos". Desde CC OO y UGT han cifrado en el entorno del 70% el seguimiento de la huelga en toda España en el turno de noche, y han señalado que si estas cifras se mantienen el resto de la jornada significará que el paro lo secundarán unos 10 millones de asalariados, de los 15 millones con los que cuenta el país. Celestino Corbacho ha afirmado por su parte que las primeras horas de huelga han transcurrido "con normalidad y sin incidentes relevantes" y ha descartado entrar en una "guerra de cifras".

Un grupo de piquetes recorren una céntrica calle de Palma
Un grupo de piquetes recorren una céntrica calle de Palma

El secretario general de la CEOE, José María Lacasa, ha asegurado esta mañana que, en general, los empresarios creen que el día se está desarrollando con "gran normalidad" y no han detectado "grandes actos de violencia".

En cualquier caso, los empresarios están, de momento, satisfechos con la actuación de las fuerzas del orden y seguridad del Estado que, en su opinión, "están cumpliendo razonablemente bien con su función". Así, "una vez disuelven el piquete, el trabajo se puede desarrollar con normalidad", dijo Lacasa. Estos piquetes recurren a distintos recursos para ejercer su presión. Por ejemplo, la Federación de Empresarios de Soria ha amanecido con un peculiar cierre: una pared hecha esta noche de ladrillos y cemento armado, que ya había fraguado por lo que han tenido que llamar a un albañil para que la tirara.

Por su parte, Cándido Méndez y Ignacio Fernández Toxo han calificado de éxito la huelga y han señalado que su repercusión muestra el rechazo "masivo" de las políticas aprobadas por el Ejecutivo por parte de los trabajadores. Toxo ha comentado que ambas organizaciones se van a tomar después de la jornada de hoy un periodo de reflexión. Sobre sus conversaciones con el Gobierno, el dirigente de UGT ha asegurado que no esperan recibir una llamada del Ejecutivo en los próximos días.

Méndez ha informado que la crítica más dura a la reforma laboral, cuya "esencia es el despido", del Ejecutivo va a ser "la realidad". Toxo, por su parte, ha asegurado que el Gobierno está en una "senda de suicidio" y ha sugerido a Zapatero que retome el Pacto de Toledo y que renuncie a la congelación de las pensiones. Según él sería prudente que el Gobierno retirara la propuesta de retrasar la edad de jubilación y que cumpla con el acuerdo de pensiones de 2006.

Los dos dirigentes han asegurado que el objetivo de la huelga no era "hacer caer al Gobierno" pero han añadido que "depende de él mantenerse o no".

Por su parte, el coordinador general de IU, Cayo Lara, ha asegurado que la huelga general ha sido un "éxito absoluto y ha superado las expectativas más optimistas", y ha advertido al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que "si no cambia, el pueblo le cambiará a él".

Antes del inicio de la manifestación convocada por CC OO y UGT en Madrid, el líder de IU se mostró de acuerdo con los datos de seguimiento del paro de entre el 70% y el 80% ofrecidos por los sindicatos convocantes.

"Se han anulado todos los titulares que hablaban del fracaso de la huelga", proclamó Cayo Lara. "La huelga general ha superado las expectativas más optimistas y ha sido un éxito absoluto", añadió.

En este sentido, resaltó "el importante cierre de los comercios en Madrid" que, en su opinión, "pone de manifiesto que la gente se ha visto agredida por la crisis".

Por todo, Lara mostró su "confianza y esperanza" en que la jornada de paro "marque un antes y un después", y pidió a Zapatero que "abra los ojos y gire la política económica". "Tiene suficientes apoyos en la izquierda en el Parlamento para rectificar todos sus errores", apuntó. "Si Zapatero no cambia su política el pueblo español le cambiará a él", advirtió.

Banca

Dicho esto, los empresarios admiten que la incidencia de la huelga ha sido muy desigual en función de los sectores. Así, según sus primeros datos, a las nueve de la mañana en el sector financiero estaban abiertas el 97% de las oficinas bancarias y de las cajas y sólo el 2,5% del personal había secundado la huelga. Igualmente, una hora más tarde, a las 10 de la mañana, el 95% de los comercios de España habían abierto sus puertas. Este sector cuenta con un millón de locales y 3,2 millones de trabajadores.

Industria

Lacasa admitió que el sector industrial es el que ha experimentado la mayor paralización, como es "tradicionalmente habitual", debido, a su juicio, a que es junto al transporte, "donde los sindicatos han concentrado más sus "piquetes coactivos". Este mayor seguimiento en la industria ha sido, según explicó, la causa principal de la caída del consumo energético que a las 10 de la mañana era del 19%, "muy moderada", según estimó el dirigente empresarial. En este sentido, la patronal esperaba que la caída de consumo energético se mantenga en estos porcentajes, o incluso ceda a partir de media mañana cuando todo el sector servicios esté en funcionamiento.

Por su parte, los sindicatos en una rueda de prensa conjunta han informado de que la huelga está teniendo un seguimiento del 74% en el sector del metal, un 59% en la madera, un 70% en la construcción, un 80% en el sector químico, un 77% en el textil, un 100% en el sector minero, un 65% en el sector energético (incluyendo gas y agua), un 82% en el sector aéreo, un 78% en carreteras, un 90% en el mar, un 85% en transporte interurbano, un 90% en los mercas, un 60% en la enseñanza pública y un 32% en la enseñanza privada, entre otros.

Dentro de la construcción, la Confederación Nacional de la Construcción (CNC) asegura que la huelga general tiene un seguimiento del 10% en el sector en toda España. Fuentes de la patronal de constructoras explicaron a Efe que el paro no ha afectado a la actividad en las obras públicas, ni tampoco en la edificación residencial ni en las pequeñas y medianas obras.

El sector de la automoción ha sido otro de los que más han secundado la huelga, al menos en el turno de noche, con la práctica paralización de la producción; y, "a tenor de lo que está transcurriendo en las primeras horas, todo apunta a que seguirá en esta tónica", indicó Lacasa.

Por lo que respecta a otras actividades como la Educación, el transporte o los grandes mercados de abastos, los empresarios han detectado también normalidad en aquellos sitios donde no ha habido piquetes. Y, en general, a medida que ha ido transcurriendo la mañana se ha ido normalizando la situación. Destacaron también un perfecto cumplimiento de los servicios mínimos en el sector sanitario.

En cuanto a las consecuencias de esta huelga, los empresarios prefirieron esperar al final de la jornada y conocer exactamente su seguimiento para hacer valoraciones de pérdidas económicas, ya que lo contrario no sería fiable. Lo que sí advirtieron los empresarios es que con esta huelga que calificaron de "inapropiada, ilegal e inútil", España "vuelve a ser una isla dentro de Europa en el terreno sociolaboral", ya que hoy que se celebra una jornada de protestas en toda la Unión Europea, es el único país donde hay una huelga general. "Hay otras formas de ejercer el derecho a la protesta, que no son tan lesivas para el país", señaló el número dos de CEOE.

Bolsa

En la Bolsa española, sin embargo, la huelga general ha pasado desapercibida hasta el momento. Según el hólding Bolsas y Mercados Españoles (BME), la jornada de huelga no se está notando en el edificio de la Bolsa de Madrid. Los empleados ha podido acceder con normalidad y la ausencia de piquetes está siendo la tónica general. En cuanto al volumen negociado, la jornada bursátil está transcurriendo con normalidad.

Impacto de la huelga general en las CC AA

Los datos sindicales constatan una participación del 76,8% en Andalucía; un 65% en Aragón; un 87% en Asturias; un 72% en Baleares; un 68% en Canarias; un 70% en Cantabria; un 72,3% en Castilla y León; un 80,2% en Castilla-La Mancha, un 80% en Cataluña; un 78% en Comunidad Valenciana; un 70% en Extremadura; un 80% en Galicia; un 76% en Madrid; un 72% en Murcia; un 74% en Navarra y un 71% en La Rioja.

En el País Vasco, la patronal Confebask destaca en un comunicado la práctica normalidad en el tejido industrial y de servicios en los territorios del País Vasco con una incidencia del paro del orden del 3% en Álava y Vizcaya y del 1% en Guipúzcoa, informa Kirru Artea. Si bien, los sindicatos hablaban inicialmente de una repercusión del 30%.