Cierre de sesión

El consumidor de EE UU, verdugo de un Ibex muy volátil

La caída del dato de confianza del consumidor en EE UU a niveles de febrero ha decidido el signo de las Bolsas en una sesión de elevada volatilidad. Así, el Ibex ha perdido un 0,21% y ha cerrado en los 10.590 puntos después de haberse movido en un rango de 10.442 y 10.658 puntos. El euro ha vuelto a escalar a niveles de máximos de abril al superar los 1,35 dólares.

La confianza del consumidor en EE UU cae en septiembre al nivel más bajo de los últimos siete meses ya que los estadounidenses son más pesimistas sobre el mercado laboral. Este dato, medido por la Conference Board, ha caído a 48,5, frente a los 52,1 puntos previstos por el consenso del mercado.

Este indicador macroeconómico, uno de los más importantes que se ha conocido hoy en EE UU, ha decidido el signo de las Bolsas europeas que, pese a que comenzaron la sesión a la baja, dieron varios bandazos a lo largo de la jornada presas de una enorme volatilidad.

La sesión ha llegado cargada de importantes datos macro, rumores sobre el nacionalizado Anglo Irish Bank con su consiguiente efecto en las primas de riesgo de los países periféricos y un renovado temor a que Moody's recorte el rating de España. En este contexto, el selectivo Ibex ha llegado al cierre de la jornada en los 10.590 puntos, después de haberse movido en un rango de entre los 10.442 y los 10.658 puntos y tras ceder un 0,21%.

DEÓLEO 0,33 -0,78%
SACYR 2,43 0,16%
IBEX 35 8.920,90 0,16%

La mañana comenzaba con descensos por culpa de Irlanda y el banco Anglo Irish Ban k. Un analista de Standard & Poor's ha calculado que el coste estimado del rescate del banco podría rondar los 35.000 millones de euros, superando la anterior previsión. Esta noticia ha hecho saltar las alarmas en el mercado de deuda disparando la rentabilidad de su bono a diez años y el diferencial con el bono alemán.

Al cierre del mercado se han conocido unas declaraciones del portavoz de la Comisión Europea en las que se asegura que dicho organismo no se está planteando una financiación de emergencia para Irlanda. Estas palabras de Amadeu Altajaf llegan después de que hoy aumentara el nerviosismo en el mercado sobre una rebaja posible de rating por parte de dos agencias de calificación aumentando la presión sobre el gobierno para llevar adelante su presupuesto.

Por su parte, la prima de riesgo de España ha conseguido mantenerse estable pese a repuntar levemente. En cualquier caso, no ha superado los 200 puntos básicos. Hoy, el Tesoro ha colocado cerca de 3.000 millones de euros en letras a tres y seis meses y para ello ha tenido que elevar la rentabilidad una subasta más.

Aunque el tono de la Bolsa ha sido bajista durante toda la jornada, las declaraciones de un miembro del BCE ante la próxima elminiación de las medidas de liquidez en la zona euro ha dado a entender a los mercados que el final de la crisis estaba cerca. Sin embargo, la alegría duró poco, justo hasta que se publicaron los datos de confianza del consumidor de EE UU que vuelve a niveles de febrero decepcionando las previsiones del mercado.

El tono negativo al cierre ha sido algo común a todas las Bolsas. El Dax Xetra de Francfort ha perdido un 0,04% mientras que el Ftse de Londres ha cerrado en tablas y el Cac de París ha cerrado la jornada un 0,09% a la baja.

En cuánto a los valores, los bancos comenzaron la jornada siendo los farolillos rojos pero han ido remontando a lo largo de la sesión, al menos algunos. Otros como BBVA y Bankinter han perdido respectivos 1,1% y 1,9%. Entre los peores del día también ha destacado Sacyr Vallehermoso, que ha puesto freno a la carrera alcista de los últimas sesiones a pesar de que Santander ha elevado la recomendación de la constructora a mantener desde infraponderar.

Fuera del Ibex, el protagonismo ha sido para las acciones de Sos que se han desplomado un 18,57% tras anunciar ayer una ampliación de capital.

En el mercado de divisas , el euro ha superado de nuevo los 1,35 dólares volviendo a niveles de abril de este año.