Cuando concluya con éxito su opa

ACS promete continuidad a los clientes institucionales de Hochtief

La española ACS ha asegurado por carta a los clientes institucionales de la constructora alemana Hochtief que, de concluirse con éxito su opa, no cambiará los contratos vigentes, publicó hoy la revista económica "Wirtschaftswoche".

La empresa de Florentino Pérez envió un mensaje tranquilizador a las administraciones públicas germanas que en la actualidad mantienen con la constructora alemana contratos de colaboración público-privada, denominados habitualmente PPP.

ACS explicó a las terceras partes afectadas por su oferta de compra que cuando se culmine la operación, renunciará a su derecho legal para alterar las condiciones de los contratos PPP firmados por Hochtief y trabajará en colaboración con la junta directiva de la alemana.

En la misiva, la constructora española afirma que mantendrá una cooperación "muy estrecha" y "constructiva" con Hochtief.

ACS 23,06 0,04%

Este nuevo movimiento de ACS ha "irritado mucho" y provocado "reacciones indignadas" entre los clientes institucionales alemanes y la propia Hochtief, según fuentes de la constructora alemana consultadas por "Wirtschaftswoche".

El domingo, el presidente de Hochtief, Herbert Lütkestratkötter, advirtió que se defenderá "con todos los medios" y afirmó que cuenta con "interesantes posibilidades" para congelar la operación empresarial, incluyendo los políticos.

En este sentido, Lütkestratkötter subrayó que el Gobierno federal alemán "está siguiendo lo que sucede" con atención.

El pasado 17 de septiembre, ACS anunció su intención de lanzar una opa sobre la totalidad de Hochtief, un extremo que la alemana calificó de "hostil" y "sorprendente", porque hasta el momento ambas compañías habían mantenido relaciones "fluidas".

La oferta formal del gigante español, que ya posee el 30 por ciento de las acciones de su rival, no se prevé hasta noviembre, aunque ya avanzó que la operación es pagadera en acciones a razón de ocho títulos propios por cada cinco de Hochtief, algo que varios analistas alemanas han tachado de insuficiente.

Así, la constructora española pretende alcanzar una participación ligeramente superior al 50 por ciento de la alemana.

Hochtief es un consorcio constructor y de concesiones con más de 66.000 empleados que mantiene operaciones principalmente en Europa, Australia y América del Norte y facturó en 2009 casi 18.200 millones de euros, el 85 por ciento en el extranjero.

De culminar esta operación, ACS y la constructora alemana se convertirían, según Pérez, en "el primer grupo de infraestructuras del mundo occidental con una sólida presencia en todos los continentes y una implantación única en los mercados emergentes".