Sin mermar los pilares de las políticas sociales

Zapatero dice los que Presupuestos van a dar credibilidad a la economía

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha defendido hoy los presupuestos generales del Estado para 2011 elaborados por el Ejecutivo, que ha considerado fundamentales para apuntalar la credibilidad de la economía española sin renunciar a los pilares fundamentales de la política social.

Así lo ha trasladado el secretario general del PSOE a sus compañeros de la dirección federal socialista, a los que ha garantizado que su Gobierno está determinado a aprobar estos PGE austeros en un momento complejo para la economía, pero sin mermar los ejes esenciales de las políticas sociales.

En rueda de prensa posterior a la reunión de la Ejecutiva Federal, la secretaria de Organización, Leire Pajín, ha explicado que Zapatero ha hablado detalladamente sobre las cuentas del Estado para 2011, que ha considerado fundamentales para la estabilidad económica y social del país y para garantizar la credibilidad ante los mercados internacionales, en un momento difícil, duro y de gran incertidumbre.

Zapatero ha subrayado ante sus compañeros que se trata de uno de los presupuestos más importantes y más austeros de la democracia, y el primero capaz de fijar una reducción del déficit tan importante como la que recoge este proyecto.

Tanto el presidente del Gobierno como otros miembros de la dirección federal del PSOE han valorado la responsabilidad de algunos grupos parlamentarios, especialmente PNV y CC, en la negociación de los presupuestos.

Compromiso de Presupuestos austeros

Así las cosas, la conclusión de Pajín en la conferencia informativa ha sido que el Ejecutivo ha cumplido con su compromiso de presentar unos PGE austeros, preparados para afrontar el proceso de reformas de calado que ya se ha iniciado y que va a continuar en los próximos meses.

Todo ello, ha incidido, preservando los niveles de protección social, con el mantenimiento del esfuerzo de aumento de las pensiones mínimas, la educación y la formación, la investigación y el desarrollo y la protección al desempleo.

"No vamos a renunciar a los pilares fundamentales de la política social, ni a la Ley de Dependencia", ha dejado claro Pajín.

Además, la "número tres" de los socialistas ha puesto el acento en que los PGE de 2011 recogerán también una subida de impuestos a las rentas más altas.

Según Pajín, en la misma línea que lo que dijo en un mitin ayer en Zaragoza, Zapatero ha indicado en la Ejecutiva Federal que España necesita llevar a cabo otras reformas, como la de las pensiones, procesos en los que quiere contar con los agentes sociales.

En este contexto, diferentes miembros de la dirección del PSOE se han referido al paro general del próximo miércoles y han hecho hincapié en la necesidad de respetar el derecho a la huelga, así como a los sindicatos convocantes.

Pero ha constatado Pajín que el Gobierno no dará marcha atrás en la reforma laboral, al entender que se trata de un instrumento importante para la creación de empleo.