Emitirá un total de 6.000 millones

Microsoft coloca 3.560 millones de euros en deuda a un tipo inferior al 1%

Microsoft ha batido uno de los récords del mercado de EE UU al colocar deuda a tres años a un tipo de interés inferior al 1%. La empresa ha captado liquidez para inversiones y elevar la retribución al accionista.

Microsoft ha colocado hasta cuatro emisiones de deuda por un importe global de 4.750 millones de dólares (unos 3.560 millones de euros). Las operaciones se encuadran en los planes de la empresa, aprobados por el consejo de administración, para emitir deuda por un total de 6.000 millones. Un dinero que, según explicó el gigante del software en un hecho relevante remitido a la SEC, será destinado a inversiones, recompra de acciones y posibles adquisiciones.

Además, la compañía que dirige Steve Ballmer colocó el dinero en el mercado a uno de los tipos de interés más bajos que se recuerda en el mundo corporativo estadounidense.

Microsoft colocó notas a tres años por un importe de 1.000 millones de dólares a un cupón de un tipo de interés del 0,875%, es decir, por debajo del 1%. También vendió bonos a cinco años por un importe global de 1.750 millones, con un tipo de interés del 1,625%, bonos a 10 años por 1.000 millones y bonos a 30 años por otros 1.000 millones. Según Bloomberg, el tipo de interés que pagará Microsoft es el más bajo del índice Barclays Capital U.S. Corporate Index, del que forman parte hasta 3.500 empresas.

MICROSOFT 227,39 -1,82%

Rating de la emisión

La agencia de calificación Standard & Poor's asignó su máxima calificación AAA para el citado plan de Microsoft de emitir deuda por 6.000 millones. Además, la firma mantuvo el rating para el crédito corporativo en AAA/A-1+.

El gigante del software ha querido sacar partido de los tipos de interés bajos para obtener liquidez con la que elevar la retribución a sus accionistas. De hecho, Microsoft anunció el martes que su consejo de administración había aprobado un incremento de sus dividendos del 23%, hasta los 16 centavos de dólar por acción, en un intento de recuperar el favor de los inversores.

La empresa cuenta entre tesorería e inversiones a corto plazo con cerca de 37.000 millones, si bien en torno a un 74% está bajo control de filiales internacionales. La repatriación de estos fondos obligaría a Microsoft a pagar más impuestos, lo que reduciría su margen para elevar la retribución a los accionistas.

Uno de los objetivos fundamentales de la empresa es recuperar la confianza de los inversores. Desde enero, las acciones de Microsoft han acumulado una caída superior al 19% frente a una subida del Nasdaq próxima al 3% y un avance de Apple, gran rival de Microsoft, superior al 36%.