Y dos puntos a los de más de 175.000

El Gobierno crea dos nuevos tramos del IRPF y eleva el tipo máximo del 43% al 45%

Por primera vez desde 1987, el Gobierno central ha optado por elevar el tipo marginal máximo del IRPF. Como avanzó hoy la edición impresa de Cinco Días, el Ejecutivo creará dos nuevos tramos a partir de 2011. Las rentas superiores a 120.000 euros tributarán al 44% en lugar del 43% actual. Y, a partir de 175.000 euros, los contribuyentes aplicarán un tipo del 45%. La medida afectará a unos 100.000 contribuyentes.

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, precede a la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, antes de ofrecer la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministro.
La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, precede a la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, antes de ofrecer la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministro.

IRPF

Por primera vez desde 1987, el Gobierno central ha optado por elevar el tipo marginal máximo del IRPF. Como avanzó hoy la edición impresa de Cinco Días , el Ejecutivo creará dos nuevos tramos a partir de 2011. Las rentas superiores a 120.000 euros tributarán al 44% en lugar del 43% actual. Y, a partir de 175.000 euros, los contribuyentes aplicarán un tipo del 45%. La medida afectará a unos 100.000 contribuyentes.

Según la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, la medida encarecerá en unos 300 euros anuales la factura fiscal para un contribuyente con una base imponible de 165.000 euros. Y elevará la recaudación unos 170 millones, una cifra testimonial si se tiene en cuenta que el Estado recauda por IRPF en torno a 70.000 millones de euros al año.

Sicav

Por otra parte, el Consejo de Ministros también aprobó modificar parcialmente el régimen fiscal de las Sicav. En particular, los partícipes de estos vehículos de inversión ya no podrán diferir el pago en el IRPF cuando retiren sus fondos y obtengan plusvalías, privilegio que no tienen los partícipes de los fondos de inversión tradicionales. El Ejecutivo persigue con ello evitar que los inversores de las Sicav sorteen el pago de impuestos a través de la reducciones de capital. Las plusvalías inferiores a 6.000 euros tributan en el IRPF al 19% y, por encima de ese umbral, aplican un tipo del 21%. En cualquier caso, el Gobierno desoyó las reclamaciones de los inspectores de Hacienda y las Sicav seguirán tributando en el impuesto sobre sociedades al 1%.

Rendimientos plurianuales

También se modificará la reducción por rendimientos plurianuales, que actualmente gozan de una bonificación del 40% en el IRPF. El Ejecutivo eliminará a partir de 2011 este beneficio fiscal cuando los rendimientos superen los 300.000 euros. Esta normativa afecta especialmente a los altos directivos que cobran bonus o altas indemnizaciones, por ejemplo. Esta medida ya se incluía en la Ley de Economía Sostenible, que aún no ha finalizado su trámite parlamentario. Sin embargo, en su redacción original, el umbral a partir del cual desaparecía la reducción se fijó en 600.000 euros.

Beneficios fiscales para las pymes

En cuanto a las pymes, el Ejecutivo permitirá que las pequeñas y medianas empresas -aquellas cuya cifra de negocio no supera los ocho millones de euros- puedan seguir disfrutando de un régimen especial de tributación aunque sobrepasen el umbral de los ocho millones. Entre otras ventajas, las pymes tributan al 25% en el impuesto sobre sociedades en lugar del 30% que establece el régimen general. Este incentivo fiscal se mantendrá durante tres años a contar desde el momento en que la empresa supere los ocho millones de cifra de negocio.

Impuesto sobre transmisiones patrimoniales

El Ejecutivo también dejará exentas de tributación las ampliaciones de capital. Hasta ahora, este tipo de operaciones se gravaban al 1% por el impuesto de transmisiones patrimoniales en su modalidad de operaciones societarias. Se trata de una vieja reclamación de la patronal CEOE.

Deducción por vivienda

Si bien estaba previsto incluir la medida en la Ley de Economía Sostenible, el Ejecutivo ha optado por incorporar en la Ley de Presupuestos de 2011 la eliminación parcial de la deducción por vivienda. Este beneficio fiscal desparecerá para aquellos que compren una vivienda el próximo año y presenten rentas superiores a 24.000 euros. Esta medida permitirá ahorrar al Estado unos 200 millones de euros.

Los catalanes aplicarán el tipo más caro y los madrileños el más bajo

El incremento del tipo marginal máximo, que pasará del 43% al 45% para las rentas superiores a 175.000 euros, anunciado hoy por el Gobierno central se suma al aprobado por comunidades como Cataluña, Extremadura, Andalucía, Aragón y Baleares. Los catalanes son los que salen peor parados, ya que la Generalitat aprobó antes del verano elevar cuatro puntos el gravamen máximo en el tramo autonómico del tributo.

Así, los contribuyentes afincados en Cataluña con rentas superiores a 175.000 euros tributarán al 49%, el nivel más alto en toda España. En el lado opuesto, las rentas altas en Madrid y La Rioja pagarán, como máximo, un IRPF del 44,9%, ya que ambos Ejecutivos optaron en su momento por rebajar el impuesto. En la Comunidad Valenciana y Murcia el tipo más alto también se situará por debajo de la media, en el 44,98%.

Andalucía, Extremadura y Cataluña, por su parte, aplicarán un gravamen máximo del 48% y, Baleares del 46%. Aragón, Galicia, Cantabria, las dos Castillas y Canarias -que no han utilizado su capacidad normativa para modificar los tipos del IRPF- mantendrán un gravamen máximo del 45%.