Recorte del gasto de los ministerios del 16%

El Gobierno quiere reducir el déficit al 6% en 2011

Los Presupuestos Generales del Estado para 2011 aprobados hoy por el Consejo de Ministros sitúan el objetivo del déficit para ese año en el 6% del PIB, frente al 11,1% registrado al cierre de 2009, finalmente una décima menos de lo calculado hasta ahora, según ha explicado la vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado.

El Consejo de Ministros ha aprobado el anteproyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2011, que incluyen un recorte del gasto de los ministerios del 16%, una subida de las pensiones mínimas del 1% y modificaciones fiscales para aumentar la aportación de las rentas más altas y dar mayor apoyo a las pymes.

En rueda de prensa, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, indicó que "las tres señas de identidad" de las cuentas públicas del próximo año serán, además de "la austeridad", "la recuperación, la estabilidad y la confianza". Así, defendió que los Presupuestos, que serán remitidos al Congreso, facilitarán, junto con la reforma laboral, la Ley de Economía Sostenible y la reforma del sistema de pensiones, "la recuperación económica y el empleo".

Reducir el déficit al 6%

Por su parte, la vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, explicó que las cuentas del Estado para 2011 prevén reducir el déficit público hasta el 6% ese año. Para 2010 se espera reducirlo hasta el 9,2%.

Los compromisos adquiridos por el Gobierno en el marco del Pacto de Estabilidad y Crecimiento establecen que el déficit público español debe reducirse al 3% del PIB en 2013.

Afirmó que los Presupuestos para el año que viene, "aunque son austeros y conducen a un déficit menor que el de este año, también facilitan que el incremento de la deuda pública para 2011 sea moderado". Además, "favorecen el crecimiento económico y el cambio de modelo".

Asimismo, ha señalado que la deuda pública total del Estado llegará hasta el 68,7% del producto interior bruto (PIB) en 2011. El Ejecutivo prevé que la deuda pública de la Administración Central del Estado crecerá desde el 47,8% del PIB hasta el 51,5% y que la del conjunto de las Administraciones Públicas lo hará desde el 62,8% del PIB hasta 68,7%.

Según indicó Salgado, como la previsión de la Comisión Europea para la zona euro es que la deuda pública supere ligeramente el 88%, (88,5%), España "seguirá estando 20 puntos por debajo de la deuda pública con relación al PIB del conjunto de la zona euro". La ministra aseguró que, aunque la deuda "va a crecer de manera moderada", "también lo hará la de la zona euro".

En respuesta a preguntas de los periodistas, Salgado rehusó dar la cifra concreta que el Gobierno destinará para pagar los intereses de la deuda pública como "cortesía al Parlamento", que es donde se presentarán los Presupuestos, aunque señaló que será "suficiente".

El gasto ministerial se reducirá un 16%

El gasto de los ministerios se reducirá finalmente un 16% en los Presupuestos Generales del Estado, a excepción de áreas como educación o I+D+i, y el conjunto del gasto público se reducirá un 7,9%. Salgado señaló que la cantidad a gastar por los ministerios es equivalente a la que disponían en 2006.

Como recordó Salgado, la austeridad se busca sobre todo en las retribuciones, con la congelación salarial, en la reducción de la oferta de empleo público, con una tasa de reposición del 10%, y en la reducción de los gastos de funcionamiento del 6,6%.