Espera que "se consolide en los niveles actuales"

Banco Sabadell cree que la prima de riesgo española mejorará, pero despacio

La prima de riesgo por invertir en España, medida por la diferencia entre la rentabilidad del bono español a diez años y el alemán, mejorará en los próximos meses, pero lo hará "despacio", según previó hoy el director de Estrategia de Renta Variable del Grupo Banco Sabadell, Antonio Zamora.

Zamora, que se expresó así durante un encuentro celebrado hoy para dar a conocer la visión y las estrategias de inversión de la entidad en el contexto actual, añadió que lo importante ahora es que la prima de riesgo "se consolide en los niveles actuales", y estimó que una mejora podría situarla en el entorno de los 150 puntos básicos.

En concreto, el diferencial entre el bono español y el alemán se situaba esta mañana a la apertura del mercado en los 178 puntos básicos, y todo ello después de que España atravesara durante los meses de mayo y junio una crisis de deuda que le llevó a superar los 200 puntos básicos.

Para Zamora, el diferencial español disminuirá ya que el mercado "se ha convencido" de que España tiene posibilidades de hacer frente a su excesivo déficit y de que ha asumido reformas que son suficientes para ello.

Eso sí, dijo, mejorará si no hay "nuevas sorpresas", como la crisis de deuda que atraviesa Irlanda.

Y es que una rebaja de la prima de riesgo española es la "clave" para mejorar la inversión en renta variable", según apuntó el director de Análisis del Grupo Banco Sabadell, Nicolás Fernández Picón.

Fernández Picón señaló que es "optimista" sobre la evolución de la bolsa española a largo plazo ya que "el mercado tiene margen para el avance", aunque manifestó que a corto, hay que "ser prudente".

Así, aconsejó no realizar apuestas "muy agresivas", ya que en su opinión, a final de año, es posible que el parqué español termine con pérdidas.

Al respecto, aseguró que la valoración de la entidad para la bolsa española es de "neutralidad", ya que aunque hay potencial de crecimiento, todavía existe el riesgo de una nueva crisis de deuda.

Dentro de los parqués europeos, que todavía pueden tener "cierto margen de crecimiento", los sectores más atractivos para la entidad son energía, seguros, farmacéuticas, bancos y automoción.

En cuanto al mercado español, la entidad aconseja invertir sobre todo en cinco cotizadas; Santander, BBVA, Telefónica, Repsol y Ferrovial.

Además, apuesta por otras como Red Eléctrica, Abertis, Grifols, Antena 3 o Codere.

Por último, Fernández Picón manifestó que la volatilidad que ha registrado el mercado en los últimos meses y la aversión al riesgo se van a ir reduciendo, aunque sea poco a poco y de la mano de las reformas que ya se han llevado a cabo y otros hechos como la publicación de los test de solvencia de la banca europea.

Para Zamora, por su parte, los aspectos negativos que influirán en el mercado en la última parte del año serán un crecimiento económico "menos favorable", consecuencia de la conclusión de los efectos que tienen las medidas de estímulo aprobadas en Europa, además de los resultados empresariales que serán menos abultados.

Al respecto, señaló que la entidad prevé una contracción de la economía española del 0,3% para 2010 y un crecimiento del 0,7% para 2011.