Petróleo

El barril de crudo Brent sube un 0,20% hasta los 78,11 dólares

El precio del barril de crudo Brent subió hoy en Londres un 0,20%, hasta los 78,11 dólares, en una jornada de datos contradictorios sobre la recuperación económica en EE UU, con subida del paro y mejoría en el mercado de la vivienda.

El petróleo del mar del Norte de referencia en Europa, para entrega en noviembre, acabó la sesión en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) de Londres en 78,11 dólares, 16 centavos de dólar más que al término de la sesión anterior, cuando se situó en 77,95.

El precio máximo negociado hoy fue de 78,48 dólares por barril y el mínimo de 76,75.

Londres mantuvo su perfil de diente de sierra con alternancia de subidas y bajadas, como muestra de la volatilidad en la que vive el mercado de futuros por la incertidumbre de la recuperación económica.

Habitualmente el dato de que hay más desempleo en EE UU repercute en un abaratamiento de los futuros por la percepción de que el consumo de petróleo será menor en la primera economía del mundo.

Hoy se supo que la cifra semanal de solicitudes de subsidio por desempleo en Estados Unidos aumentó en 12.000 y se ubicó en 465.000 la semana pasada, según los datos del Departamento de Trabajo.

Aunque la economía estadounidense ha estado creciendo durante más de cuatro trimestres consecutivos, el desempleo sigue estando por encima del 9,5% de la fuerza laboral, un elemento que suscita las dudas de los inversores sobre la recuperación.

No obstante, el Brent se encareció. Pareció pesar más el dato de que la cifra de venta de viviendas fue mayor de lo previsto en EE UU en agosto, lo que impulsó al Dow Jones de Industriales.

Ayudaron también a generar cierta confianza las palabras del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien aseguró que la economía mundial se ha apartado "del borde del precipicio".

El tono mantenido esta semana por el ICE es el que predice para los próximos meses el Centre for Global Energy Studies.

En un reciente análisis, este centro de análisis afirmó que el precio del barril de petróleo se mantendrá en una horquilla de entre 70 y 80 dólares hasta al menos mediados de 2011.

El estudio indicó que "no hay indicios de que los precios vayan a decantarse en una u otra dirección al no recibir datos clave del mercado (...), ni de lo que puede significar para la futura demanda de petróleo la evolución de la recuperación económica global".

El CGES consideró que en estos momentos "parece que hay pocas razones que saquen a los precios de esta horquilla", dado que los suministros son abundantes y la producción por parte de los países no miembros de la OPEP han estado creciendo de manera estable.