Indemnización por despido improcedente

Gullón debe abonar 10,3 millones en 10 días a su ex director general

El grupo galletero Gullón va a tener que pagar a su ex director general, Juan Miguel Martínez Gabaldón, la mayor indemnización por despido improcedente que se ha determinado hasta ahora en España. El Juzgado de lo Social número 2 de Palencia resolvió ayer que la compañía tiene un plazo de 10 días para abonar a su ex directivo 10,3 millones de euros.

El auto, contra el que no cabe recurso, recoge que la empresa deberá abonar 8,9 millones en concepto de principal y 1,43 millones que se fijan "provisionalmente" en concepto de intereses de demora y costas. La Justicia ya había determinado que Gullón debía readmitir al ex directivo, al que ha acusado de irregularidades en su gestión que afectan, por ejemplo, a la compra de acciones y de unos terrenos adyacentes a la fábrica palentina.

El consejo de administración de Gullón, encabezado por los herederos del grupo, ha propuesto en diversas ocasiones la reincorporación de Martínez Gabaldón. Pero éste la ha rechazado al mantener el consejo las acciones civiles y penales por sus presuntas irregularidades. El auto notificado ayer apunta que las partes no han llegado a un acuerdo "especialmente por la falta de voluntad de la empresa de proceder a su readmisión" hasta que la sentencia por despido adquirió firmeza. "Es evidente que ninguna de las partes tiene confianza en la otra, ya que es imposible tenerla", apunta. La empresa respondió al auto asegurando que lo "está estudiando para decidir si cabe recurso alguno o proceder a su cumplimiento leal" y que "hasta el último momento alcanzar un acuerdo con Juan Miguel Martínez Gabaldón".