Iba a salir en septiembre

Nokia sufre otro varapalo en Bolsa ante el posible retraso en la llegada del N8

Las acciones de Nokia sufrieron una caída cercana al 4,5% en la sesión de ayer de la Bolsa de Helsinki a causa del posible retraso en la llegada al mercado de su nuevo smartphone N8. Desde principios de año, los títulos de la empresa acumulan una bajada superior al 20%, debido a los decepcionantes resultados que ha ido cosechando la compañía y que costaron el puesto al anterior consejero delegado, Olli-Pekka Kallasvuo.

El gigante nórdico, que acaba de nombrar como consejero delegado a Stephen Elop, ex directivo de Microsoft y Juniper, precisó que empezará a recibir pedidos de compra por parte de clientes a través de internet a final de septiembre. No obstante, añadió que, como puede llevar un tiempo el ejecutar el pedido desde su inicio hasta que el dispositivo esté disponible, "hemos recomendado a nuestros clientes que deberían de esperar a octubre para recibir sus móviles N8".

Nokia precisó que, como sucede en los lanzamientos mundiales de este tipo de terminales, la disponibilidad para el cliente varía según el país y el operador. De igual forma, la empresa indicó que ha recibido un número récord en pedidos del N8. Este móvil, unido a los presentados en los últimos días y a la implantación de su nuevo sistema operativo Symbian 3, es una de las esperanzas de Nokia para hacer frente a la competencia de gigantes como Apple con su iPhone, RIM con su Blackberry, y Google con su Android, además de las coreanas Samsung y LG.

En cualquier caso, los inversores parecen temer que el retraso en la llegada del N8 pueda afectar a las ventas de Nokia durante la campaña navideña, quizá unos de los momentos más importantes del año, dado que será uno de los productos estrella de la empresa finlandesa. A su vez, el hecho de que las ventas no empiecen hasta octubre no permitirá a la empresa contabilizar los pedidos en las cuentas del tercer trimestre.