Advertencia de Génova

El PP recurrirá los presupuestos si se incumple la financiación autonómica

Las comunidades autónomas gobernadas por el PP han advertido hoy al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero de que recurrirán los Presupuestos Generales del Estado para 2011 si incumple el nuevo sistema de financiación, ya que es "insuficiente" y "castiga" a los territorios con "menos recursos".

æpermil;sta ha sido una conclusiones que han rubricado en la sede nacional del PP la dirección del partido, encabezada por Mariano Rajoy, y los presidentes autonómicos, quienes precisamente han viajado a Madrid para analizar en qué medida afectará a las regiones la negociación de las cuentas públicas del año próximo.

Dos horas ha durado una reunión, en concreto un almuerzo de trabajo, al que ha acudido toda la dirección de la organización, excepto el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, y los presidentes Alberto Núñez Feijóo (Galicia), Esperanza Aguirre (Madrid), Ramón Luis Valcárcel (Murcia) y Francisco Camps (Comunidad Valenciana).

Se han unido los coordinadores de Economía, Cristóbal Montoro, y de Política Autonómica y Local, Juan Manuel Moreno.

Camps se ha convertido en uno de los centros de atención, sobre todo por la expectación de los periodistas, quienes, al salir de la sede del PP, le han preguntado si será el candidato de los populares a la Generalitat Valenciana en las próximas elecciones. El presidente valenciano ha respondido con un lacónico "sí".

Sin embargo, fuentes del Partido Popular han explicado a Efe que durante el almuerzo en ningún momento se ha hablado de candidaturas autonómicas o de estrategias electorales, y ni mucho menos de casos concretos, como el de Camps, sobre quien el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana tiene una causa abierta para dictaminar si cometió un presunto delito de cohecho impropio, es decir, si aceptó trajes de regalo de la trama Gürtel.

Sólo se ha hablado de economía, como han destacado los presidentes autonómicos al abandonar la sede de la calle Génova.

Por medio de un comunicado de prensa, el PP y sus presidentes autonómicos señalan que el nuevo modelo de financiación de las comunidades "ha demostrado ser un mal sistema" por resultar "insuficiente desde el punto de vista económico".

Han acusado al Gobierno de haber incumplido su compromiso de hacer efectiva la aportación del Fondo de Cooperación, lo que constituye "un castigo" a los territorios con "menos recursos".

Por este motivo, los populares amenazan con recurrir los Presupuestos de 2011 si el Ejecutivo "sigue incumpliendo" el nuevo sistema.

Dicen los presidentes autonómicos del PP que se sienten "engañados" por Zapatero, toda vez, explican en el comunicado, que tienen la obligación de devolver más de 25.000 millones de euros de las liquidaciones presupuestarias de los ejercicios de 2008 y de 2009.

La medida, de llevarse a cabo, así como otros efectos de la crisis y de los planes de recorte, colocan a los servicios públicos en una situación delicada, puesto que peligra la calidad de su prestación. "El problema del enorme déficit del sector público no se resuelve recortando la financiación de los servicios públicos esenciales", argumentan los presidentes regionales del PP.

De la coyuntura han hecho responsable a Zapatero, según consta en el comunicado, en el que además recalcan que las comunidades autónomas ya hacen un serio esfuerzo para reducir el déficit y regresar a la estabilidad financiera, a la creación de empleo y a la competitividad.

Ese objetivo dependerá en gran medida, indica el PP, de una "profunda reforma institucional y económica" que defina con claridad qué competencias han de desempeñar las administraciones central, autonómica y local. Se trata de una reclamación permanente de los populares a la que recurrido hoy nuevamente tras analizar la situación y los recortes que se avecinan.

Recortes que, para el presidente gallego, Alberto Núñez-Feijóo, se quieren hacer desde el Gobierno "a costa de las comunidades autónomas".

El presidente de Murcia, Ramón Luis Valcárcel, ha reivindicado el papel contra la crisis de las comunidades autónomas, que no derrochan dinero, como "quiere hacer ver el Gobierno", sino que soportan el 90 por ciento del gasto social.