Alternativa al petróleo en la automoción

Repsol fomenta el uso de gas en los coches con 80 puntos de carga

El número de vehículos que usan este combustible creció un 50% en el último año y el consumo, un 38%.

Presentación de Repsol de su surtidor que ofrece también autogas.
Presentación de Repsol de su surtidor que ofrece también autogas.

Las alternativas al petróleo en la automoción se multiplican. La lucha contra el cambio climático promueve el impulso de combustibles menos contaminantes como los biocarburantes de origen vegetal o, como en esta iniciativa promovida por Repsol, el incremento del uso del autogás. La operadora petrolífera ha puesto en marcha un plan que contempla "alcanzar las 80 estaciones de servicio en España equipadas con al menos un surtidor público de autogás". Esperan que esté totalmente en marcha a finales de año.

En paralelo, ofrece a "los clientes intensivos en vehículos", propietarios de flotas o empresas de transporte, por ejemplo, "la subvención de surtidores particulares llamados skids ubicados en sus propias instalaciones", aseguran desde Repsol. En España, según los datos de la empresa, ya hay unos 230 depósitos de este tipo instalados.

El gas licuado del petróleo (GLP) o autogás, una mezcla de butano y propano que en su gran mayoría se saca directamente de los pozos de gas, ha incrementado su uso en los últimos años gracias a que en 2003 se liberalizó su uso para todo tipo de vehículos. Tal y como señalan desde Repsol, "prácticamente todos los fabricantes de vehículos ofrecen ya modelos de GLP en el mercado español". La operadora, en concreto, cita a Seat, Volkswagen, Audi, Skoda, Renault, Peugeot, Mercedes Benz, Opel, Piaggio, Hyundai, Chevrolet o o Subaru como marcas que ya cuentan con este tipo de vehículos equipados para el consumo de autogás.

REPSOL 9,34 -0,91%

Esta disponibilidad ha permitido que actualmente haya circulando unos 3.000 vehículos a GLP en España. Aunque el número aún es pequeño, supone un 50% más de los que estaban en marcha el año pasado y un 257% más que hace tres años.

El crecimiento de la demanda se percibe también en los consumos. El pasado mes de marzo, las ventas de autogás alcanzaron los 2,2 millones de litros frente a los 1,6 millones de litros consumidos en el mismo mes del año anterior. Supone un incremento de un 38%. Entre enero y marzo, las ventas de autogás han alcanzado los 5,5 millones de litros, un 31% más de lo que se vendió en los tres primeros meses de 2009.

La Comisión Europea, en sus objetivos de política energética, contempla que en 2020, un 5% de los vehículos en circulación en toda la UE sean bifuel con motor apto para autogás. En esa fecha, las previsiones de la CE para España apuntan a un parque de 200.000 vehículos con GLP.

Pascual, MRW y Seur se hacen con sus propios surtidores

Repsol estima que en España existen unos 230 puntos particulares de recarga de autogás. "Hasta la liberalización del sector hace cinco años, se utilizaba el vehículo con GLP mayoritariamente para transporte de mercancías, máquinas elevadoras o taxis. Desde 2003, cada vez son más empresas las que utilizan este carburante para sus flotas comerciales o vehículos de representación", afirman.

Fuentes de la empresa ponen como ejemplo de compañías con surtidores propios a Leche Pascual, MRW o Seur. Además, la Confederación Nacional de Autoescuelas mantiene un acuerdo con Repsol para favorecer a sus asociadas el uso del GLP y, de hecho, "las autoescuelas de Valencia tienen un punto de recarga propio". La semana pasada el Ayuntamiento de Granada instaló su surtidor para sus coches municipales.