Los próximos meses todavía serán duros

La huida hacia los depósitos mella los resultados de la banca privada

Aunque los activos bajo gestión han podido recuperarse en algunos casos, los resultados de las firmas de banca privada sufren aún el pánico que el huracán financiero ha dejado en el mercado. Sus clientes, más que nunca, apuestan por productos sin riesgo. Y los expertos no esperan cambios a corto plazo.

La huida hacia los depósitos mella los resultados de la banca privada
La huida hacia los depósitos mella los resultados de la banca privada

La banca privada aún no se ha recuperado del golpe asestado por la crisis financiera. "En el volumen de activos existe una cierta recuperación pero aún no hay confianza y esto está provocando una huida por parte de los clientes a los depósitos tradicionales", asegura José Manuel Dabrio, director general de Altae (la filial de banca privada de Caja Madrid).

El directivo asegura que este hecho está provocando fundamentalmente dos efectos. "Ante este tipo de productos no hay valor añadido para los clientes de banca privada, porque no hay gestión ni asesoramiento, por lo que los resultados están menguando. Además, esos clientes están dejando pasar oportunidades de inversión interesantes", apunta.

Ante una menor gestión y productos de comisiones más bajas, los resultados de las entidades de banca privada han mostrado que la situación en los mercados todavía es complicada.

Banif, la entidad de banca privada de Santander, incrementó sus activos bajo gestión un 9,4% en el primer semestre del año hasta los 32.148 millones. Sin embargo, el beneficio de la entidad cayó un 18,6% respecto al mismo periodo de 2009.

"El sector todavía padece los efectos de la crisis. El impacto en el cliente de banca privada ha sido muy duro, ya que se vio sin opciones para diversificar ni preservar su patrimonio, y la confianza todavía no se ha recuperado", destacan desde esta firma.

En este entorno, los expertos aseguran que la tendencia de estas entidades ha sido la de proporcionar a los clientes todas las necesidades de servicio, desde los servicios más específicos de las firmas de banca privada hasta los más sencillos que suele proporcionar la banca tradicional.

Manuel San Salvador, director general de Banco Urquijo, asegura que muchos clientes han decidido seguir la senda de los depósitos una vez despejada la incógnita sobre la solvencia de las entidades. "Los más agresivos sin embargo, están aprovechando para tomar posiciones en renta variable en valores que están claramente infravalorados. La carteras de fondos de inversión, que permiten una diversificación geográfica mayor y el entrar en mercados emergentes, están teniendo mucho éxito estos días", destaca el directivo. Esta entidad vio caer sus resultado en el semestre un 18%.

UBS, una de las pocas firmas que ha visto mejorar sus resultados en los seis primeros meses del año, entre otros motivos por su política de contención de gastos, se encuentra todavía en pérdidas.

Futuro complicado

El sector considera que los próximos meses serán todavía difíciles. El responsable de La Caixa Banca Privada, Juan Gandarias, asegura que "todo parece indicar que el sector continuará con la guerra de pasivo para conseguir nuevos clientes y liquidez".

El cuanto a las carteras de los clientes, Juan Moriñigo, director de Sabadell Banca Privada, señala que desde la entidad se recomienda "sobreponderar en activos de riesgo, como renta variable, o commoditites, donde esperamos obtener rentabilidades interesantes", destaca el directivo.