Insiste en que la reforma laboral no cambiará

Corbacho pide conciliar el derecho a la huelga con la movilidad y el trabajo

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha pedido hoy que el próximo 29 de septiembre se pueda "conciliar" el derecho a la huelga con el derecho a la movilidad y al trabajo, y ha insistido en que la movilización convocada por los sindicatos no cambiará la reforma laboral.

En una entrevista a Catalunya Ràdio recogida por Efe, Corbacho ha subrayado que la huelga es un derecho constitucional "y tenemos que ser respetuosos con los sindicatos", convocantes del paro, pero ha afirmado que "el derecho a la movilidad y al trabajo también son importantes", por lo que espera que puedan conciliarse todos sin problemas.

Cuando faltan diez días para la jornada del paro, el ministro ha insistido en que no habrá marcha atrás por parte del Ejecutivo español.

"La reforma laboral es absolutamente imprescindible y necesaria. No se cambiará", ha asegurado, tras apuntar que se trata de una modificación "equilibrada" de las reglas que marcan el mercado laboral.

Respecto a la reforma del sistema de pensiones, Corbacho se ha mostrado partidario de alargar el número de años que sirven de cómputo para calcular la pensión, algo que ve "inevitable", aunque ha rechazado concretar de qué período de tiempo se está hablando en la comisión del Pacto de Toledo que hará público en pocas semanas un documento con propuestas al respecto.

El ministro ha abogado por ampliar el período de cálculo, situar la edad media de la jubilación real más tarde, acabar con la cultura de la jubilación anticipada e incentivar la permanencia voluntaria en los puestos de trabajo.

El ministro ha vuelto a subrayar que tendremos que esperar entre 4 y 5 meses para ver los efectos de la reforma laboral en el mercado y la conversión de más contratos temporales en indefinidos.