Diario de a bordo

Un mercado a expensas de las manos fuertes

El vencimiento de futuros dispara la volatilidad

Un mercado a expensas de las manos fuertes
Un mercado a expensas de las manos fuertes

Vean en la siguiente cita una divertida anécdota extraída de la web de Planeta Toro.com sobre Rafael El Gallo: "Venía en tren desde Córdoba, tras haber toreado allí. El famoso diestro se encontró en los pasillos del vagón con un amigo, al cual hacía tiempo que no veía. Tras unos minutos la conversación se centró en las más recientes actuaciones de El Gallo, hasta llegar a la de Córdoba. Preguntado por sus actuaciones en dicha plaza, El Gallo respondió: "Bueno, en Córdoba ha habido división de opiniones... Unos se metían con mi madre y otros con mi padre", sentenció el famoso torero.

La Bolsa sigue lateral, hay "división de opiniones" y al final se tome la posición que se tome, uno termina enfadado porque no sale bien. Creo que el gráfico del futuro del Euro Stoxx es elocuente. Sólo cabe esperar a la ruptura. Sea por donde sea, que será violenta. Tras un tramo alcista de unos días donde llamaba la atención el bajo volumen y que no se hiciera caso a la deuda periférica, con un claro deterioro en Irlanda, dicho día se abre con más fuertes subidas, y exactamente a la hora en que vencieron los grandes futuros, como el del Euro Stoxx y o el Dax, llegaron las ventas.

Justo tras el vencimiento del Dax a las 13.00, nos acordamos todos de... Irlanda... El caso es que su spread con la deuda alemana se ha ido a máximos históricos por encima de los 400 puntos básicos. Es realmente inquietante la facilidad con que las manos fuertes pueden manipular un mercado, en estas situaciones de vencimiento de derivados. Sucede de forma constante. Además en estos tiempos de bajo volumen, ya que muchos operadores han abandonado la Bolsa por aburrimiento puro ante el lateral, estas cosas se notan mucho más. Por ello la niebla que envuelve los movimientos alcistas típicos a corto, previos a los días de vencimiento, debe despejarse, esperando a la semana siguiente del vencimiento para ver cuál es la dirección correcta. De momento no fue precisamente una buena señal el que exactamente tras dichos vencimientos, empezáramos a caer con dureza desde máximos del día.

Sólo cabe esperar la ruptura, que, venga por donde venga, será violenta

Es muy importante ver qué pasa en las próximas sesiones. El sentimiento de los pequeños inversores se ha disparado repentinamente al alza, lo cual por ley de sentimiento contrario, es potencialmente incómodo para el mercado. Entre las manos fuertes no se observa demasiada actividad en cambio.

En cuanto al aspecto macro es interesante este comentario del Santander: los inversores han estado temiendo que una doble recesión terminaría por sacudir los mercados en 2011. En nuestra opinión, las dudas sobre la sostenibilidad de la recuperación económica se han repetido igualmente en fases de recuperación anteriores (1968-1970, 1973-1974, 1980-1982, 1987, 1992-94, 2000-2003) y, de hecho, tan sólo en una ocasión se produjo una doble recesión.