Bolsa de Tokio

El Nikkei cierra a su máximo en un mes y medio por el descenso del yen

La Bolsa de Tokio cerró hoy en su máximo en mes y medio gracias a los efectos de la intervención del Gobierno esta semana para debilitar el yen, en medio del aplauso de las empresas exportadoras niponas.

El selectivo Nikkei subió 116,59 puntos, un 1,23%, y se colocó en 9.626,09 unidades, mientras el Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, ganó 7,38 puntos, el 0,87%, y cerró en 852,09 enteros.

Frente a la semana anterior, el Nikkei terminó con una subida del 4,15%, el mayor incremento semanal registrado en lo que va de año.

El sector de las finanzas al consumidor, las aseguradoras y los valores petroleros y de carbón lideraron hoy las ganancias, al tiempo que las pérdidas se concentraron en el transporte aéreo y el sector de gas y electricidad.

NIKKEI 225 27.798,84 -0,08%

Tras el entusiasmo del miércoles, cuando el Gobierno intervino en el mercado de divisas para devaluar el yen, y la cautela de ayer, jueves, los inversores optaron hoy por las compras animados por la trayectoria a la baja de la moneda local ante el dólar.

La divisa estadounidense se mantuvo en la banda alta de los 85 yenes, frente a las 82,87 unidades a las que cotizaba antes de la intervención, su mínimo en quince años.

"El Gobierno ha intervenido una vez para frenar la subida del yen, pero creo que lo seguirá haciendo hasta que se compruebe que ello es efectiva", dijo Takashi Hiroki, analista de Monex, a la agencia Kyodo.

Entre los valores exportadores hubo subidas como la de Sony, que se apuntó un 1,4%, la del grupo automovilístico Mazda, con un 2%, o la empresa de semiconductores Advantest, que subió un 2,2%.

El líder del día en valor fue el operador de telefonía Softbank, que terminó con un incremento del 2,8 por ciento, mientras el líder en volumen, el gigante electrónico Hitachi, avanzó un 3,6 por ciento.

En la primera sección ganaron terreno 1.206 valores, frente a 324 que retrocedieron y 136 que concluyeron sin variación.

El volumen de negociación fue de 1.672 millones de euros, por debajo de los 1.829,32 millones de la víspera.