El Gobierno recibe las propuestas

Zarra, Ascó, Yebra y Villar de Cañas, los municipios "idóneos" para el ATC

El Consejo de Ministros ha recibido ya las propuestas sobre los ocho municipios candidatos a acoger el almacén de residuos de todo el parque nuclear español. Tras las evaluciones de la comisión interministerial creada a principios de año con este fin, todos los terrenos son "viables", pero los ofrecidos por cuatro municipios son los "idóneos". Se trata de Zarra, Ascó, Yebra y Villar de Cañas.

La comisión interministerial para evaluar las candidaturas de los municipios que aspiran a albergar el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos radiactivos ha enviado sus propuestas al Consejo de Ministros, que ha tomado nota de las mismas en su reunión de hoy, pero sin tomar ninguna decisión.

La conclusión de los análisis realizados es que, desde un punto de vista técnico, los terrenos propuestos por los ocho municipios candidatos se consideran "viables", pero que los presentados por cuatro de ellos, los de Zarra (Valencia); Ascó (Tarragona); Yebra (Guadalajara) y Villar de Cañas (Cuenca), "son los que resultan más idóneos" para realizar el proyecto. Y es que, según el informe, la valoración técnica arroja escasas diferencias entre ellos. Aunque de dichas valoraciones no se desprende ninguna clasificación, el Ministerio decidió elaborar una que remitió hoy a los medios.

Tras la filtración de esta mañana de la Generalitat valenciana apuntando que Zarra era el pueblo favorito para el ATC, en la rueda de prensa del Consejo de Ministros, la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, evitó confirmar tal extremo y señaló que, "de momento, el debate continúa". De la Vega reconoció que el Consejo de Ministros había estudiado un "amplio informe" presentado por el ministro de Industria, Miguel Sebastián, y que se seguirá debatiendo la próxima semana. En todo caso, añadió, el Gobierno adoptará "la decisión más adecuada" y que el lugar del ATC "tenga las mejores condiciones".

La próxima semana

De momento, según De la Vega, se ha pedido a la comisión de evaluación del proyecto, que preside el secretario de Estado de la Energía, Pedro Marín, información complementaria de tipo jurídico y no descartó que "la próxima semana" el Gobierno pueda estar "en condiciones de poder tomar una decisión".

Tras el revuelo generado por la filtración parcial, que hizo que distintos políticos catalanes se congratulasen (antes de saber que Ascó también figuraba entre los idóneos) de que el ATC se ubicase en Valencia, Industria remitió una nota de prensa. En ella puntualizó que el informe remitido al Consejo de Ministros no prejuzga como ganadora a ninguna candidatura en concreto, pues simplemente expone una valoración conforme a una serie de criterios, para que sea el Gobierno el que adopte la decisión definitiva. Entre estos criterios figuran las características de los terrenos, del entorno y otras de tipo ambiental y económicas, así como las aportaciones de los ayuntamientos.

Los factores considerados se ajustan a los criterios e hipótesis adoptados en el estudio genérico del proyecto, que cuenta con el visto bueno del Consejo de Seguridad Nuclear. En cuanto a estos factores, "no existen grandes diferencias entre los emplazamientos candidatos", señala el Ministerio de Industria.

Cotino y Barreda rechazan el proyecto

La Generalitat Valenciana entró de lleno en la polémica. Antes de que en la rueda de prensa del Consejo de Ministros se anunciara que se había pospuesto la toma de decisión, el vicepresidente valenciano, Juan Cotino, dio por hecho que el Gobierno iba a elegir Zarra para ubicar el almacén nuclear, informa Joaquim Clemente. Cotino llegó a afirmar que el secretario de Estado de Energía, Pedro Marín, les había comunicado la decisión y anunció que el Ejecutivo que preside Francisco Camps la recurriría. Cuando más tarde se conoció que no se había decidido nada, la Generalitat dijo confiar en que "la rectificación sea definitiva".

El Gobierno de Camps está en contra de que se construya el ATC en la Comunidad y no avaló la propuesta del Ayuntamiento de Zarra, gobernado por un grupo independiente. El alcalde, Juan José Rubio, que fue expulsado del PSOE por un supuesto caso de corrupción urbanística por el que llegó a ser detenido, dijo el viernes tras conocerse que la localidad está entre las finalistas, que confía en poder acoger la instalación. Zarra está a escasos kilómetros de la central nuclear de Cofrentes, pero no recibe las ayudas que sí perciben otros municipios cercanos.

El que también reaccionó con rapidez y contundencia fue el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda. Según sus palabras, el ATC "no estará en Castilla-La Mancha. Ni en Yebra (Guadalajara) ni en Villar de Cañas (Cuenca)", justo dos de los cuatro favoritos. "No sabemos todavía dónde lo van a ubicar, porque esa decisión le corresponde al Consejo de Ministros, pero sí sabemos dónde no va a estar", subrayó Barreda, quien desveló que Industria le ha ratificado que el ATC no estará en ningún municipio de la región.