Próxima estación, la Cámara de Representantes

El Senado de EE UU aprueba la ley de ayuda a las pymes que reclamaba Obama

El Senado de EE UU aprobó hoy una ley que establece un fondo de 30.000 millones de dólares para incentivar las pequeñas y medianas empresas (pymes) y la creación de puestos de trabajo, y por la que había abogado insistentemente el presidente Baraack Obama.

La ley, que ahora debe ser sometida al voto en la Cámara de Representantes, proporciona asimismo unos 12.000 millones de dólares en alivios fiscales para las pequeñas empresas, que podrán descontar más rápidamente de sus impuestos la depreciación de los equipos que adquieran.

La aprobación de esta medida estuvo bloqueada durante meses por la minoría republicana, que objeta la multiplicación de programas de ayuda del gobierno para los cuales, según ese partido, no hay suficientes recursos fiscales.

Los demócratas lograron superar hace dos días una maniobra parlamentaria de obstrucción cuando sumaron a su causa el voto de dos republicanos, George Voinovich, de Ohio, y George LeMieux, de Florida.

Ambos senadores han anunciado que se retirarán del Congreso al término de esta legislatura.

El presidente Obama elogió hoy la aprobación de la ley y dijo que "el fortalecimiento de nuestra economía a corto plazo y la reconstrucción en el largo plazo no son procesos de un paso".

Pero esta legislación, añadió el presidente, "es de suma importancia y agradezco a los republicanos que estuvieron dispuestos a votar a favor de los dueños de pequeñas empresas en el país".

Los 30.000 millones de dólares para las pymes se distribuirán a través de pequeños bancos, con activos de menos de 10.000 millones de dólares, y que tendrán que justificar que el dinero está siendo distribuido en el tejido empresarial estadounidense.