Petróleo

El crudo de Texas baja el 1% y cierra a 76,02 dólares por barril

La cotización del crudo de Texas bajó hoy por segunda sesión consecutiva en la Bolsa Mercantil de Nueva York, pese al descenso registrado en las reservas estadounidenses de esa materia prima, y cayó un 1% para terminar la sesión en 76,02 dólares por barril (159 litros).

Al concluir esta tercera sesión de la semana en la Bolsa Mercantil de Nueva York, los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en octubre restaron 78 centavos al valor del martes, en un día en que el dólar -la moneda en la que se negocia el crudo- avanzaba ante otras divisas como el euro y el yen.

Esos contratos se revalorizaron un 2,48% (1,85 dólares) en el conjunto de la pasada semana y hasta el lunes estaban en su precio más alto desde el pasado 11 de agosto.

Los contratos de gasolina para octubre no registraron cambios respecto a los 1,96 dólares por galón (3,78 litros) del día anterior, en tanto que el gasóleo de calefacción para ese mismo mes se encareció un centavo, para terminar la sesión a 2,13 dólares por galón.

Por su parte, el gas natural para octubre volvió a subir tres centavos, igual que el martes, y concluyó la sesión a 3,99 dólares por cada mil pies cúbicos.

Generalmente, la fortaleza del dólar suele traducirse en una menor compra de activos que se negocian en esa moneda -ya que se vuelven relativamente más caros- y, por lo tanto, en un abaratamiento del petróleo.

Este descenso en la cotización del barril en Nueva York se produjo pese a que horas antes del cierre de este mercado el Departamento de Energía de EE UU informó de que las reservas nacionales de crudo se redujeron en 2,5 millones de barriles durante la semana pasada, en línea con lo que esperaban los analistas.

Los analistas coincidían hoy en destacar que los inversores se dejaron llevar un día más por los rumores de que el oleoducto de la empresa Enbridge que trasvasa crudo de Canadá a refinerías de diversos estados occidentales en EE UU podría reabrirse pronto.

La perspectiva de que se reanude su servicio, interrumpido la semana pasada por una fuga, hizo calmar el temor a un continuado recorte de suministro de crudo a este país, lo que pudo ayudar a rebajar el interés por hacer acopio de esta materia prima.