Airbus pide nuevas reglas del juego

La OMC condena las "subvenciones masivas" de EE UU a Boeing

La Organización Mundial de Comercio (OMC) condena las "subvenciones masivas" recibidas por parte del fabricante aeronáutico estadounidense Boeing y en su informe preliminar da la razón "en todo lo esencial" a la queja planteada por la Unión Europea, según asegura el Gobierno francés en un comunicado.

Un avión Airbus A400M, de EADS
Un avión Airbus A400M, de EADS

El fabricante aeronáutico europeo Airbus pidió hoy negociar con Boeing "nuevas reglas del juego" tras conocerse que la OMC se ha pronunciado en contra de las subvenciones recibidas por su competidor estadounidense.

"Ahora que los dos informes están disponibles, es hora de dejar de echarse la culpa y comenzar a asumir sus responsabilidades", aseguró en un comunicado Rainer Ohler, responsable de comunicación de Airbus, en relación con los pronunciamientos de la Organización Mundial del Comercio (OMC) tanto sobre las ayudas a Boeing como las percibidas por el fabricante europeo.

"Hasta que no dejemos estas denuncias contenciosas y entablemos negociaciones no estaremos en condiciones de definir nuevas reglas del juego justas", agregó.

Esas normas "regirán el futuro de la industria aeronáutica mundial, un asunto que excede con mucho el alcance del litigio transatlántico", dijo el portavoz. "Sin entrar en detalles, la síntesis de las conclusiones del panel condenan las subvenciones masivas recibidas por Boeing", según un comunicado del Gobierno francés a propósito del veredicto de la OMC.

En el texto se asegura, según el Gobierno francés, que esas ayudas a Boeing "violan las reglas de la OMC y dan la razón en lo esencial a la queja de la Unión Europea".

Ohler consideró por su parte que la publicación del informe de la Organización Mundial del Comercio destaca varios aspectos del problema, como es el que consiste en declarar que "Boeing se beneficia de miles de millones de dólares en subvenciones gubernamentales que la OMC considera ilegales".

Además, según el portavoz, que la OMC "tiene un papel que desempeñar para valorar la conformidad de acciones del pasado, pero no es el órgano apropiado para definir la política futura en materia de apoyo a nuestra industria por parte de los Gobiernos".

Por su parte, Boeing aseguró hoy tener "plena confianza" en los los procesos de la OMC y en sus procedimientos para la resolución de disputas. Boeing destacó que el dictamen se produce tras una decisión final por parte de un grupo de expertos distinto que en junio condenó "de forma inequívoca" las ayudas europeas a Airbus, en especial las subvenciones destinadas al desarrollo de productos llamadas ayudas al lanzamiento, calificándolas de "ilegales y perjudiciales" para los intereses de la industria aeroespacial estadounidense.