Pide "respeto" a la reforma laboral

Zapatero mantendrá sus "políticas fundamentales" tras la huelga general

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha reiterado su "respeto profundo" a la convocatoria de huelga general del próximo 29 de septiembre, pero ha asegurado que su Ejecutivo "representa el interés general" y persigue la recuperación económica y de empleo, por lo que va a mantener "las decisiones políticas fundamentales en esa dirección", eso sí, con la máxima capacidad de diálogo con sindicatos y empresarios.

No obstante, ha pedido también "respeto" para la reforma laboral, ya que fue respaldada por "la mayoría" de la Cámara Baja, por lo que "merece tanto respeto como lo que puedan decir" los ciudadanos y los sindicatos.

Zapatero ha destacado la capacidad de diálogo de su Gobierno, que ha acordado veinte iniciativas desde 2004 con los agentes sociales, con los que seguirá "dialogando intensamente" en muchas de las medidas, si bien admitió que cuando la situación es difícil y las medidas "duras" es "más complicado el acuerdo".

Así lo ha señalado durante la sesión de control al Gobierno en respuesta al diputado de ICV, Joan Herrera, quien planteó a Zapatero si considera "justa" la convocatoria de la huelga general por parte de los sindicatos en protesta por la reforma laboral aprobada definitivamente por la Cámara Baja la pasada semana.

En este sentido, ha insistido en que la "mayoría de los ciudadanos y el Grupo Socialista" no pueden estar "satisfechos" con el marco laboral español. "Lo hemos cambiado, y espere a ver el resultado", ha remarcado, reiterando que su Gobierno es el que más ha incrementado el gasto social.

Herrera ha reprochado a Zapatero que se ha quedado en las "buenas palabras y los malos hechos" al hablar de diálogo cuando presenta una reforma "injusta" que supone un trágala para agentes sociales y resulta "inútil" porque no cambia el modelo, y ha comparado su negativa a negociar con los ciudadanos a las posturas de sus antecesores, Felipe González y José María Aznar.