Cuenta con la aprobación de Bruselas

España estudiará eliminar el 'roaming' con Portugal

El Gobierno español y el portugués van a proponer el final de las tarifas de itinerancia para llamadas desde teléfonos móviles entre los dos países en la próxima Cumbre Luso-Española, según avanzó el embajador español, Alberto Navarro, al Diario Económico.

Según él, "hay tres millones de portugueses y otros tres millones de españoles que van constantemente en tránsito y la mayoría de ellos son hombres de negocios" y que "podrían hacer más llamadas si no pagaran roaming". La propuesta será presentada en la próxima Cumbre Luso-Española que se celebrará en Elvas, entre 8 y el 16 de diciembre.

Interrogados acerca de esto, los operadores de telecomunicaciones portugueses afirmaron desconocer tales negociaciones.

Bruselas quiere la aproximación de las tasas nacionales

La Comisión Europea no quiso hacer comentarios sobre el posible fin de las tarifas de itinerancia entre Portugal y España, pero dice que ha estado abogando por la reducción gradual del costo del uso de teléfonos móviles y otros dispositivos móviles de otros Estados miembros.

Fuentes del Gabinete de la Comisaria Europea responsable de la Agenda Digital, Neelie Kroes, se negó a comentar sobre "los planes específicos de la Cumbre Luso-Española", pero subrayó que uno de los objetivos contemplados en el "Programa Digital para Europa", aprobada en mayo pasado, es precisamente acercarse a los tipos máximos de las tarifas de roaming nacionales.

El Programa Digital se fija el objetivo de "reducir las diferencias entre las tarifas de itinerancia y las tarifas de los valores nacionales próximos a cero para 2015", señalando que "de esta manera, la Comisión podrá crear un auténtico mercado único de servicios de telecomunicaciones" .

Abaratar la itinerancia en la UE

Los precios de las llamadas de teléfonos móviles en itinerancia en la Unión Europea han bajado de precio desde el 1 de julio. El precio máximo de una llamada con la actual tarifa de itinerancia se sitúa en 39 centavos por minuto (sin IVA), en lugar de 43.

Las llamadas entrantes no costarán más de 0,15 euros por minuto (sin IVA), en lugar de 0,19 euros, el precio de los mensajes cortos de texto (SMS) se mantiene en 11 centavos por envío.