Acuerdo de todos los partidos

La FEMP pide por unanimidad que municipios solventes puedan endeudarse en 2011

La Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha aprobado por unanimidad una resolución en la que pide al Gobierno que los ayuntamientos cuya deuda supere el 75% del gasto corriente pero su economía esté saneada y tengan capacidad de amortizarla puedan endeudarse también en 2011.

El presidente de la FEMP, Pedro Castro, ha destacado en rueda de prensa que la resolución se ha adoptado por acuerdo de todos los partidos representados en la Ejecutiva, esto es, PSOE, PP, IU, CiU y UPN y ha avanzado que se ha enviado a la vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, al vicepresidente territorial, Manuel Chaves, y a los portavoces de todos los grupos del Congreso.

La resolución consta de seis puntos, y pide adecuar el porcentaje de endeudamiento local con carácter excepcional durante 2011, de forma que ningún ayuntamiento saneado económicamente y con capacidad para amortizar su deuda quede excluido de la posibilidad de endeudamiento acordada la semana pasada con el Gobierno.

Según ha explicado Castro, los municipios que estén en esa situación podrán presentar planes de viabilidad económica al Ejecutivo para que, una vez analizada su solvencia, acceder a esa financiación.

Asimismo, la FEMP reclama que se posibilite excepcionalmente la refinanciación de la deuda que venza en el ejercicio, sin que sea considerada dentro del límite de endeudamiento.

Dentro de la flexibilidad en el límite de endeudamiento, solicita que se consideren los proyecto plurianuales o cofinanciados con otras administraciones públicas.

Pedro Castro ha destacado que la unanimidad en el seno de la Ejecutiva da "fuerza" a los ayuntamientos a la hora de hacer esta reclamación, así como el "compromiso" de los municipios con las medidas del Gobierno para hacer frente a la crisis.

Ha reconocido que, tras el acuerdo alcanzado con el Gobierno, se han quedado fuera de la posibilidad de endeudarse ayuntamientos tan importantes como Madrid, Valencia, Zaragoza o Málaga que, demostrando su solvencia económica, podrían acceder a esta financiación si el Ejecutivo admite la propuesta de la FEMP.

Por último, ha hecho hincapié en que no ha habido ningún acuerdo de la FEMP que no esté "dentro del plan de saneamiento" de la economía española presentado por el Gobierno en Europa porque los ayuntamientos se comprometieron a ser "valedores" del Ejecutivo frente a la crisis, "arrimar el hombro" y "apretarse el cinturón".