Llevan dos meses sin cobrar

Cuatro mineros acampan en Ponferrada para iniciar una huelga de hambre

Cuatro mineros, que llevan dos meses sin cobrar y no pueden hacer frente al pago de los gastos propios de esta época, han decidido iniciar hoy una huelga de hambre en un campamento que han levantado en Ponferrada (León).

Acampados frente a la sede del Grupo Victorino Alonso en este municipio leonés, estos trabajadores de las empresas mineras Coto Minero Cantábrico y de Hijos de Baldomero García han expresado su voluntad de alargar esta medida "el tiempo que haga falta", ha explicado a Efe en una conversación telefónica uno de los cuatro manifestantes, Miguel Menéndez.

"Va a ser duro de llevar a cabo", pero "es necesario que se solucione de una vez esta situación", ha destacado Menéndez, quien ha afirmado que, desde que hace un año se complicara la situación del carbón, ha sufrido varios retrasos en el pago de su nómina.

"Unas veces hemos cobrado el día 15, otros el 18, es decir, desde hace un tiempo hemos sufrido retrasos en el pago", ha añadido Menéndez, quien ha incidido en que, tanto ellos como los empresarios, saben que en esta situación las condiciones laborales empeoran y no se rinde igual en el trabajo.

Aún sin cobrar las mensualidades de julio y agosto -los mineros suelen cobrar aproximadamente el día 10 de cada mes-, ha recordado las dificultades a las que están teniendo que hacer frente en estos dos últimos meses.

"Este año no hemos tenido para vacaciones y ahora, en septiembre, se une el que hay que pagar libros de texto y ropa para los niños. La situación se ha complicado tanto que no puedes casi ni tomarte un café", ha manifestado.

Menéndez se ha mostrado convencido de alargar esta huelga de hambre hasta que se solucione el bloqueo en este sector, es decir, hasta que el Gobierno ponga en marcha el Plan del Carbón y la producción nacional encuentre una salida.

"Los empresarios nos han dicho que no tienen dinero para pagar nuestras nóminas, por lo que hay que pedir una solución rápida al Ministerio (de Industria)", ha sostenido.

Respecto a su huelga de hambre, ha reconocido que es una medida "dura", pero ha insistido en que sólo van a ingerir los alimentos que los médicos les recomienden, "nada de sólidos, ni siquiera yogures".