Organizado por la OIT y el FMI

Zapatero participará mañana en Oslo en un debate sobre empleo

Los efectos devastadores de la crisis financiera en el empleo y las políticas de ajuste económico en marcha centrarán la conferencia que mañana lunes reunirá en la capital noruega a economistas y mandatarios europeos, entre ellos el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

José Luis Rodríguez Zapatero
José Luis Rodríguez Zapatero

La conferencia lleva por título "Los retos del crecimiento, el empleo y la cohesión social" y está organizada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en colaboración con el Gobierno noruego, cuyo primer ministro, Jens Stoltenberg, inaugurará el seminario.

Junto a Zapatero participarán, entre otros, el primer ministro griego, Giorgos Papandreu; la ministra francesa de Finanzas, Christine Lagarde, y los directores gerentes de la OIT, Juan Somavia, y del FMI, Dominique Strauss-Kahn.

El debate partirá de un informe elaborado por la OIT y el FMI de conclusiones devastadoras. Desde el inicio de la crisis, casi 30 millones de personas han perdido su empleo en el mundo, lo que sitúa la cifra mundial de desempleados en 210 millones.

Se trata de la tasa de desempleo mundial más alta de la historia y la más aguda para aquellos países que como Estados Unidos y España centraron en exceso su crecimiento en el sector de la vivienda. Así, de los 30 millones de parados adicionales calculados por el FMI y la OIT, casi tres cuartas partes corresponden a las economías avanzadas. España y Estados Unidos suman dos tercios del total.

En Estados Unidos hay ahora 7,5 millones más de desempleados que hace tres años y España cuenta con 2,7 millones más, una cifra muy superior a la de otras economías que también destacan en el informe de la OIT y el FMI por su destrucción de empleo, como el Reino Unido (0,9 millones) y Japón (0,8 millones).

El informe de la OIT y el FMI, que servirá de referencia y para reabrir el debate, revela asimismo que la tasa de desempleo juvenil se disparó durante la crisis hasta situarse en 2009 en el 13 por ciento, equivalente a 81 millones de parados entre 15 y 24 años.

El país donde más creció el desempleo juvenil fue España, con una tasa próxima al 40%, el doble de hace unos años, y también es el que tiene más tasa de temporalidad en la contratación de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En líneas generales, "la gran recesión ha creado un penoso legado de desempleo que amenaza la subsistencia, la seguridad y la dignidad de millones de personas en todo el mundo", sostuvo Strauss-Khan en un comunicado previo a la celebración de la conferencia.

"La comunidad internacional debe movilizarse para hacer frente a este desafío. Este es el momento de actuar de manera colectiva", agregó el director gerente del FMI.

El director general de la OIT, por su parte, destacó que "aunque ahora vemos indicios de una frágil recuperación, para millones de personas y empresas en todo el mundo, la crisis dista de haber llegado a su fin". Para Somavia, la única manera de salir de la crisis es mediante el establecimiento de una estrategia "coordinada" de crecimiento centrada en el empleo.