En Viladecavalls (Barcelona)

Sony cerrará su única fábrica en España

La multinacional nipona Comsa-Emte negocia la venta de su fábrica en Cataluña, en Viladecavalls (Barcelona), a los grupos Ficosa y Comsa-Emte, según publican hoy El Periódico de Catalunya y La Vanguardia.

La planta todavía producirá televisores durante un tiempo. Tras el cese de actividad, las instalaciones se traspasarán a la empresa de componentes de automoción Ficosa y la de construcción y energía Comsa-Emte, que las decuarán paulatinamente -la fábrica y el centro de ingeniería- a sus negocios.

El centro de ingeniería será compartido entre Ficosa y Comsa-Emte, mientras que la planta de producción se modificará para la actividad de Ficosa.

Sony ya vendió este año la planta de Eslovaquia, que competía con productos con la planta catalana a un grupo industrial de Taiwan. En España llevaba meses buscando un salida a la falta de asignaciones de productos a su planta debido a la crisis y, entre otras iniciativas, propuso a la matriz en Tokio fabricar placas solares.

La fábrica de Sony en Viladecavalls es la planta de fabricación de electrónica de consumo más grande de España y da empleo a más de mil personas.

La dirección de Sony planeaba informar a los sindicatos de sus planes para la factoría la próxima semana, según han explicado a Efe fuentes conocedoras de las negociaciones, pero al trascender el tema a la prensa el grupo nipón tendrá que avanzar sus planes.

Ficosa es un grupo del sector de componentes para la automoción, propiedad de las familias Pujol y Tarragó, especializado en retrovisores y que el pasado año fue rescatado por la Generalitat de una grave situación de crisis con un crédito de dinero público de 50 millones.

Por su parte, Comsa-Emte es el resultado de una fusión de dos constructoras catalanas de corte familiar y cuenta con importantes divisiones de energías renovables e ingeniería, dos áreas a las que se podría dedicar una parte de las instalaciones de Sony en Cataluña