Concluyen el 31 de agosto

Los comerciantes facturan un 5% menos en las rebajas de verano

La facturación del pequeño y mediano comercio en la campaña de rebajas de verano, que concluirá oficialmente el próximo 31 de agosto, ha descendido un 5% respecto al pasado ejercicio debido a los grandes descuentos aplicados, según estimaciones de la Confederación Española de Comercio (CEC).

En declaraciones, el secretario general de la CEC, Miguel Ángel Fraile, destacó que el fuerte calor y los bajos precios de los productos han animado el consumo, de manera que las ventas en términos de volumen (por número de artículos vendidos) se han mantenido en niveles similares o incluso superiores al año pasado.

"La campaña ha sido menos mala de lo que esperábamos", comentó Fraile, en alusión a las primeras previsiones de la organización, que apuntaban a un descenso de la facturación del 10%, hasta unos 3.600 millones de euros.

El pequeño y mediano comercio, que ha aplicado unos descuentos medios de entre el 40% y el 50%, da ya por cerrada la temporada de rebajas veraniegas, dado que en agosto el producto que se vende es "muy residual".

El secretario general de la CEC avanzó que la temporada otoño-invierno se espera "dura", aunque no peor que la de años anteriores. Según explicó, los meses de septiembre y octubre suelen ser "complicados" para el comercio -salvo el especializado en material escolar- dado que el consumo familiar se resiente tras las vacaciones y al tener que afrontar los gastos de la 'vuelta al cole'.

En relación con la subida del IVA que entró en vigor el pasado 1 de julio, consideró que "de alguna manera" se empezará a notar en los precios, aunque los comerciantes tratarán de absorberlo. "Es difícil no trasladar un impuesto como el IVA, que viene en cascada a lo largo de toda la cadena de valor", comentó.