Bolsa de Nueva York

Wall Street cierra la semana en números mixtos tras los altibajos provocados por el desempleo

En una semana en la que la pérdidas y las ganancias se han alternado en el parqué neoyorquino, éste ha decido finalmente decantarse por el rojo. Los inversores han arrastrado, durante esta sesión, la resaca provocada por los datos macroeconómicos del último día. Las dificultades que atraviesa el mercado laboral y los riesgos a un posible estancamiento de la economía han hecho que el Dow Jones acumule a lo largo de estos cinco días un retroceso del 0,87%, hasta llegar a los 10.213 puntos.

Por su parte, el S&P 500 ha caído un 0,70%, manteniéndose en los 1.071 puntos, mientras que el tecnológico Nadaq es el único que se instala en posiciones positivas al registrar un aumento del 0,29% (2.179puntos).

A lo largo de este viernes, una jornada en la que no se ha conocido ninguna referencia macro que impulse la moral de los inversores, el Dow Jones ha cedido un 0,56%, seguido del S&P 500 (-0,37%). Sólo el Nasdaq ha permanecido en verde, al haber cerrado plano (+0,04%).

La semana comenzó con inestabilidad y aunque parecía que el martes se recuperaba, tras publicarse los datos de producción industrial y las construcciones iniciales, todo fueron meras ilusiones. El jueves el optimismo volvió a verse empañado por los malos resultados del paro.

DOW JONES 29.035,10 -0,63%

El Departamento de Trabajo divulgó ayer el resultado correspondiente a las peticiones de desempleo durante la semana del 13 de agosto. Las solicitudes aumentaron en 12.000, hasta alcanzar los 500.000 parados. Esta noticia ha supuesto un verdadero jarro de agua fría para los inversores que ven cada vez con más recelo las previsiones sobre la recuperación realizadas por la Reserva Federal y el Gobierno.

Los economistas temen a que el paro, cuya tasa se sitúa en el 9,5%, se convierta en un lastre que dañe e impida la salida de la crisis. Dicho problema no consigue tranquilizar ni a los accionistas ni a las autoridades, especialmente a la Casa Blanca, pendiente de las elecciones de noviembre.

El sector automovilístico, que fue uno de los más perjudicados al inicio de la crisis, en la actualidad parece evolucionar favorablemente y muestra de ello es el incremento en un 10% de la fabricación de vehículos de motor y componentes de distribución. Dicho aumento, ha contribuido a que la producción industrial haya crecido un 1% en el mes de julio, superando las expectativas de los analistas.

Sin embargo, este dato parece ser insuficiente para recuperar mejorar los ánimos, y aún más después de conocerse que la actividad manufacturera de la región de Philadelphia, una de las más importantes del país, cayera un 7,7, frente a las expectativas de los expertos que auguraban un repunte de 7 puntos.

Empresas del día

En el ámbito empresarial, la semana ha estado protagonizada por el anuncio de la adquisición de McAfee a manos de Intel, tras el pago de 5.970 millones de euros, y la presentación de los documento de OPV a la SEC por parte del gigante General Motors, con el objetivo de comenzar de nuevo a cotizar en la Bolsa de Nueva York y en la de Toronto.

Al cierre de ayer, presentaron sus resultados tanto Dell como Hewlett-Packard. La primera ha subido un 0,25% después de que anunciase un beneficio neto de 886 millones de dólares en los primeros seis meses de su ejercicio. Esto representa un aumento del 16% respecto al mismo período de 2009. Pese a todo, a los inversores les preocupa la reducción de los márgenes brutos derivada del repunte de los costes de componentes.

Sin embargo, HP aunque ha conseguido un 18,5% más de beneficio neto (4.859 millones de euros) en los nueve primeros meses hoy se ha convertido en el valor más depreciado de Dow Jones, con una caída del 2,23%.

Otra de la empresa encargada de presentar resultados en esta jsesión ha sido Hormel Foods que ha ascendido un 0,21%, tras registrar un beneficio por acción de 63 centavos y unos ingresos de 1.730 millones de dólares, superando en ambos casos las predicciones los analistas.

Ann Taylor Store, que también publicaba sus cuentas, ha escalado un 2,78% después de anunciar un beneficio de 18.600 millones.

Dentro del selectivo Dow Jones, con sus treinta valores de referencia, la empresa más cotizada ha sido Travelers, al subir un 0,60%, seguida de Wal-Mart (+0,52%) y Cisco System (+0,41%).

Por el contrario, entre las compañías peor paradas se hallan HP, acompañada de AT&T (-1,93%) y General Electric (-1,86%), que ocupaban el penúltimo y antepenúltimo puesto respectivamente.

Respecto a las materias primas, el barril de crudo de Texas cayó hoy un 1,31% y cerró a 74,43 dólares, acumulando un descenso de 2,56% en el conjunto de una semana.

El euro se cambia hoy a 1,2706 dólares, comparado con los 1,2819 dólares del día anterior, hecho que sucede en una jornada en la que el dólar ha experimentado el mayor ascenso en seis semanas.